D E M O C R A T O P I A

Deseo ofrecer una disculpa y clarificación con respecto al contenido disponible en este espacio. Es importante destacar que la naturaleza del material publicado en esta página no es original, sino que consiste en gran medida en resúmenes derivados de diversos manuales de estudio mejor o peor referenciados. Estos resúmenes varían en su grado de textualidad y en la calidad de las referencias académicas utilizadas, abarcando desde citas directas hasta interpretaciones más libres de los textos originales.

Además, es relevante mencionar que en algunos casos, estos resúmenes y contenidos son elaborados con el apoyo de herramientas de Inteligencia Artificial. Por tanto, me gustaría reiterar nuestras disculpas por cualquier confusión o malentendido que haya podido surgir debido a la falta de claridad respecto a la naturaleza y el origen del contenido en kibbutzpsicologia.com.

Aprendizaje y cognición en las áreas de contenido

VERSIÓN 1.0

Estudiaremos los principios fundamentales del aprendizaje y cognición infantil aplicados a cinco áreas clave: lectura, escritura, matemáticas, ciencias y estudios sociales. Nuestro objetivo inicial será reevaluar el concepto de pericia, distinguiendo entre conocimiento experto y conocimiento de contenido pedagógico, crucial para una enseñanza efectiva, como demuestra la práctica de educadores como Wendy Nelson Kauffman.

⭐⭐Conocimiento experto y conocimiento de contenido pedagógico

La capacidad de enseñar eficazmente no siempre acompaña al dominio de un área de conocimiento específica, como matemáticas o biología. Aunque estos individuos posean un conocimiento experto considerable, pueden carecer del conocimiento de contenido pedagógico necesario para facilitar el aprendizaje en otros. Exploraremos las diferencias sustanciales entre estos dos tipos de conocimiento.

El conocimiento experto, a menudo referido como dominio sobre la materia, se caracteriza por una comprensión profunda y detallada de un campo específico (Ericsson et al., 2016). Este conocimiento es indiscutiblemente vital; después de todo, ¿cómo podrían los docentes impartir enseñanzas sobre temas que no comprenden plenamente? (Burden y Byrd, 2016). Sin embargo, algunos individuos con un conocimiento experto específico enfrentan dificultades para transmitir sus conocimientos de manera que puedan ser efectivamente aprendidos por otros. Este fenómeno se describe como «puntos ciegos de expertos», refiriéndose a la discrepancia entre lo que sabe el experto y lo que conocen los estudiantes (Nathan y Petrosino, 2003). Con frecuencia, los expertos no logran comunicar la información completa o destacar los pasos necesarios para que los aprendices adquieran conocimientos de una disciplina específica (Bransford, Darling-Hammond y LePage, 2005).

La solución reside en adquirir conocimiento de contenido pedagógico, esencial para la enseñanza efectiva de una disciplina. La pericia docente requiere de ambos, conocimiento experto y pedagógico. Los maestros expertos entienden la estructura de sus disciplinas, permitiéndoles desarrollar mapas cognitivos que orientan las tareas asignadas, las evaluaciones de progreso y las interacciones en el aula (National Research Council, 2005). Dominar una disciplina implica, además, reconocer los aspectos que resultan particularmente desafiantes o accesibles para los estudiantes (Mayer y Alexander, 2017).

Por ejemplo, un profesor competente formula preguntas que fomentan la curiosidad de los alumnos, motivándolos a profundizar en los temas y considerar las variaciones individuales en el aprendizaje. No obstante, el conocimiento de contenido pedagógico se extiende más allá de estas estrategias de enseñanza generales, adaptándose a las particularidades de cada disciplina (Cunningham, 2017; Mayer y Alexander, 2017; Van de Walle, Karp y Bay-Williams, 2016).

A continuación, nos enfocaremos en las cinco áreas mencionadas: lectura, escritura, matemáticas, ciencias y estudios sociales, proponiendo estrategias docentes específicas que han demostrado ser efectivas en cada campo.

⭐⭐⭐Lectura

El reconocido experto en lectura, Steve Stahl (2002), enfatiza la importancia de tres metas fundamentales en la enseñanza de la lectura, destinadas a facilitar el desarrollo integral de los niños en este ámbito. Estas metas son: 1) el reconocimiento automático de palabras, 2) la comprensión lectora efectiva y 3) el fomento de una motivación intrínseca hacia la lectura, cultivando así una apreciación genuina por ella. La interconexión de estas metas subraya un principio crítico: sin una identificación fluida y automática de palabras, los niños enfrentan obstáculos significativos en la comprensión de textos, lo que a su vez merma su motivación para involucrarse en la lectura.

En este contexto, los análisis de Rich Mayer (2004, 2008) ofrecen una perspectiva valiosa sobre los procesos cognitivos implicados en la lectura de palabras impresas, identificando tres procesos esenciales: el conocimiento de los fonemas o unidades de sonido de las palabras, la decodificación de palabras impresas en sonidos y el acceso al significado de las palabras, lo cual implica encontrar una representación mental de su significado. Esta comprensión procesal es fundamental para abordar cómo los niños desarrollan habilidades lectoras y cuál es el enfoque más efectivo para enseñarles a leer, permitiendo a los niños construir y fortalecer sus propias capacidades lectoras. Fisher y Frey (2016) resaltan el papel crítico de los docentes en el apoyo y desarrollo de estas habilidades lectoras en los niños.

Los maestros ofrecen una diversidad de estrategias efectivas para mejorar las habilidades de lectura de sus estudiantes, adaptadas a las diferentes etapas de desarrollo y niveles educativos. A continuación, se resumen y se reflexiona sobre estas prácticas:

EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Kindergarden Valerie Gorham enfatiza la creación de un entorno rico en materiales impresos y la visualización constante de palabras y frases. El etiquetado de objetos cotidianos en el aula ayuda a los niños pequeños a establecer una relación directa entre las palabras escritas y su entorno, fomentando el reconocimiento y la familiaridad con el texto desde una edad temprana. Esta estrategia inmersiva es fundamental para despertar el interés y la curiosidad por la lectura en los niños.1º 1er Ciclo
(2-3) 
Educación infantil
  2º 1er Ciclo (3-4)
 1º 2º Ciclo
 (4-5)
Kindergarden (5-6) 2º 2º Ciclo
(5-6) 
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Elementary schoolGrado 1 (6-7)Elizabeth Frascella se concentra en la comprensión lectora, utilizando estrategias antes, durante y después de la lectura. La preparación previa, el apoyo durante el proceso de lectura y la reflexión posterior son clave para desarrollar lectores críticos y reflexivos. Al enfocarse en la comprensión, se asegura de que los estudiantes no solo puedan leer el texto sino también entenderlo, analizarlo y relacionarlo con sus conocimientos y experiencias previas.1º Educación Primaria (6-7)Educación primaria
Grado 2 (7-8)2º Educación Primaria (7-8)
Grado 3 (8-9)3º Educación Primaria (8-9)
Grado 4 (9-10)4º Educación Primaria (9-10)
Grado 5 (10-11)5º Educación Primaria (10-11)
6º Educación Primaria (11-12)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Middle schoolGrado 6 (11-12)Mark Fodness promueve la lectura como una herramienta de aprendizaje autónomo y placer. Al vincular la lectura con temas de interés para los estudiantes y sugerir libros relacionados con las materias que enseña, despierta el interés y la motivación por la lectura. Este enfoque no solo mejora las habilidades de lectura sino que también enriquece el aprendizaje de contenidos curriculares específicos, demostrando cómo la lectura puede ser una puerta hacia el conocimiento y el disfrute personal.1º ESO (12-13)Educación secundaria
Grado 7 (12-13)2º ESO (13-14)
Grado 8 (13-14)3º ESO (14-15)
 4º ESO (15-16)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
High schoolGrado 9 (14-15)Jennifer Heiter critica la tendencia a hacer de la lectura una tarea pesada y desmotivadora. Su propuesta de hacer la lectura una actividad divertida y compartida es crucial para contrarrestar la aversión que algunos estudiantes pueden desarrollar hacia ella. Al recomendar y discutir libros que capturan el interés de los estudiantes, y mostrarse ella misma como una lectora apasionada, refuerza la idea de que la lectura puede ser una fuente de placer, descubrimiento e inspiración.Bachillerato
Grado 10 (15-16)
Grado 11 (16-17)1º Bachillerato (16-17) 
Grado 12 (17-18)2º Bachillerato (17-18) 

Estas estrategias, aunque variadas, comparten un objetivo común: hacer de la lectura una experiencia enriquecedora, significativa y disfrutable para los estudiantes. La adaptación de las técnicas de enseñanza a las necesidades y intereses de los alumnos, junto con la creación de un ambiente que fomente el amor por la lectura, son elementos clave para el desarrollo de habilidades lectoras sólidas y duraderas.

⭐Modelo de desarrollo de la lectura

El modelo de desarrollo de la lectura propuesto por Chall (1979) esquematiza este proceso en cinco etapas, con límites de edad que, aunque aproximados, no son universales. Este modelo proporciona un marco de referencia para entender los cambios y avances en el aprendizaje lector:

  1. Etapa 0 (Nacimiento – Primero de primaria): Durante esta fase inicial, los niños adquieren habilidades fundamentales para la lectura, tales como la progresión de izquierda a derecha y el reconocimiento de letras y palabras comunes. Influencias externas, como programas educativos y la educación preescolar, contribuyen a un avance temprano en estos conocimientos.
  2. Etapa 1 (Primero y segundo de primaria): Los niños comienzan a leer al aprender a pronunciar palabras mediante la decodificación de letras o grupos de letras en sonidos, y la combinación de estos sonidos en palabras, completando así su conocimiento sobre los nombres y sonidos de las letras.
  3. Etapa 2 (Segundo y tercero de primaria): Los niños mejoran su fluidez lectora y reconocimiento de palabras, aunque en este punto, la lectura aún no se utiliza predominantemente como herramienta de aprendizaje debido a las demandas cognitivas del proceso.
  4. Etapa 3 (Cuarto de primaria – primero de la ESO): Se produce un cambio significativo hacia «leer para aprender», incrementando la capacidad de los niños para adquirir nueva información a partir de textos. Sin embargo, pueden enfrentar desafíos al comprender narrativas con múltiples perspectivas.
  5. Etapa 4 (Secundaria – bachillerato): Los estudiantes alcanzan un nivel de competencia lectora que les permite entender textos desde diversas perspectivas y participar en discusiones complejas sobre una amplia gama de temas.
libros

Chall destaca que estas etapas ofrecen un sentido general de los cambios en el desarrollo lector, marcando la transición hacia la competencia lectora plena. La lectura, definida como la capacidad de comprender el discurso escrito, exige el dominio de las reglas básicas del lenguaje, incluyendo la fonología, morfología, sintaxis y semántica, elementos que los buenos lectores manejan con soltura.

Esta síntesis sobre el desarrollo de la lectura subraya la complejidad del proceso y la importancia de una enseñanza estructurada y consciente que atienda a las diversas etapas de aprendizaje, con el fin de cultivar lectores competentes y motivados.

⭐⭐Métodos de lectura

La enseñanza de la lectura es un tema que continúa generando un amplio debate entre los expertos en educación y lenguaje, centrado principalmente en la efectividad de dos enfoques predominantes: el método fonético y el método de lenguaje integral.

El método fonético se basa en la enseñanza de los fonemas y las reglas básicas para la traducción de símbolos escritos en sonidos, sugiriendo que los materiales de lectura iniciales sean sencillos y que solo se avance hacia materiales más complejos, como libros y poemas, después de haber aprendido las reglas de correspondencia entre los fonemas y las letras que los representan (Leu y Kinzer, 2017). Este enfoque pone un énfasis particular en la decodificación y el reconocimiento automático de palabras como pilares fundamentales para el desarrollo de habilidades lectoras.

Por otro lado, el método de lenguaje integral promueve un aprendizaje de la lectura más orgánico y natural, paralelo al desarrollo del lenguaje hablado. Propone el uso de materiales de lectura ricos y significativos desde el principio, integrando la lectura con otras habilidades lingüísticas como la escritura y la escucha. Este método valora la presentación de textos completos y significativos, como historias y poemas, desde el inicio, con el fin de que los niños aprendan sobre la función comunicativa del lenguaje. La idea es integrar la lectura con el estudio de otras materias, haciendo uso de textos reales como periódicos, revistas y libros, y promover la discusión y la escritura sobre estos textos para reforzar la comprensión y la interacción con el material (Bear et al., 2016; Cunningham, 2017).

Ambos enfoques tienen sus méritos, y la elección entre uno u otro puede depender de las necesidades específicas de cada niño. Sin embargo, es crucial destacar la importancia de la enseñanza fonética, especialmente en las etapas iniciales de la educación, como el jardín de niños y el primer grado.

El National Reading Panel (2000) señala que los niños se benefician significativamente de la práctica de la lectura oral guiada, que implica leer en voz alta bajo la supervisión y con retroalimentación. Además, estudios recientes han encontrado que las intervenciones de lectura guiada, tanto personalizadas como en grupos pequeños, mejoran notablemente la comprensión y la actitud hacia la lectura en estudiantes con dificultades (Oostdam, Blok y Boendermaker, 2015). Estrategias como el monitoreo del propio progreso en la lectura y la elaboración de resúmenes también son efectivas para mejorar la comprensión lectora (Allyn, 2016; Cunningham y Allington, 2016).

Michael Pressley y sus colaboradores (2001) observaron la enseñanza de la lectura y escritura en diversas aulas y concluyeron que no existe un único método de lectura superior. Lo que determina la efectividad es la integración de múltiples componentes en una enseñanza bien equilibrada, que incluye habilidades, literatura, escritura, andamiaje adecuado al nivel de habilidad de los estudiantes, fomento de la autorregulación y conexiones fuertes entre materias. La enseñanza efectiva de la lectura trasciende la elección de un método específico e implica un manejo eficaz del aula, estímulo de la autorregulación y la inclusión de diversos factores.

paginas leidas
Relación del rendimiento en la lectura con las páginas leídas diariamente. En un análisis de lectura en cuarto grado que realizó la National Assessment of Educational Progress (2000), leer más páginas diariamente en la escuela y como parte de la tarea en casa se
relaciono con calificaciones más altas en un examen de lectura, cuyo rango de puntuaciones fue de 0 a 500.

La lectura, al igual que otras habilidades fundamentales, demanda tiempo y esfuerzo dedicado. En Estados Unidos, evaluaciones nacionales han demostrado que los estudiantes de cuarto grado que leen un volumen significativo de páginas diariamente, tanto en la escuela como en casa, muestran mejores resultados en exámenes de lectura. Esto resalta la importancia de fomentar un hábito de lectura extensiva entre los estudiantes para desarrollar competencias lectoras avanzadas (National Assessment of Educational Progress, 2000).

En resumen, tanto el método fonético como el de lenguaje integral ofrecen perspectivas valiosas para el aprendizaje de la lectura. La efectividad en la enseñanza de esta habilidad crítica radica en la capacidad de adaptar los métodos a las necesidades individuales de cada estudiante, integrar diversas estrategias pedagógicas y fomentar un entorno de aprendizaje que estimule el amor por la lectura y el desarrollo continuo de habilidades lectoras.

Métodos cognitivos

Los métodos cognitivos para la enseñanza de la lectura se centran en elementos cruciales como la decodificación y comprensión de palabras, el aprovechamiento del conocimiento previo y el desarrollo de estrategias de lectura avanzadas. Estos métodos subrayan la importancia de entender los procesos cognitivos involucrados en la lectura y cómo estos pueden ser mejorados a través de la práctica consciente y estrategias metacognitivas.

Decodificación y Comprensión de Palabras. Siguiendo a Mayer (2008), se reconoce que la decodificación de palabras es un proceso cognitivo esencial para aprender a leer. La decodificación y comprensión de palabras implican no solo el reconocimiento de los fonemas y su correlación con los símbolos escritos, sino también la integración de habilidades metacognitivas y un automatismo creciente caracterizado por la fluidez en la lectura (Allyn, 2016; Fox y Alexander, 2017; Oakhill, Berenhaus y Cain, 2016; Cunningham y Allington, 2016). Los buenos lectores utilizan estrategias metacognitivas para monitorear y controlar su comprensión del texto, ajustando sus estrategias de lectura según sea necesario.

Para el desarrollo de buenas estrategias metacognitivas en la lectura, es fundamental que los educadores fomenten en los estudiantes la supervisión de su propia comprensión, especialmente ante dificultades (Fox y Alexander, 2017; Kostons y Van der Werf, 2015). Algunas estrategias recomendadas incluyen:

  • Previsualizar el texto antes de leerlo.
  • Identificar y enfocarse en la información importante, cuestionando o relacionando ideas clave con conocimientos previos.
  • Utilizar contextos y herramientas como diccionarios para esclarecer palabras desconocidas.
  • Monitorear activamente la comprensión durante la lectura.
  • Comprender las relaciones entre diferentes partes del texto.
  • Reconocer cuándo es necesario releer secciones para aclarar o resumir puntos importantes.
  • Ajustar el ritmo de lectura según la complejidad del material.

La fluidez en la lectura se mejora mediante la práctica asistida, dedicando tiempo a leer diversos pasajes y empleando un ritmo y expresión adecuados durante la lectura en voz alta. Esto último no solo beneficia la comprensión sino que también facilita el reconocimiento automático de palabras y la fluidez (Mayer, 2008; Tompkins, 2016; Calet, Gutiérrez-Palma y Defior, 2015; Price et al., 2016).

Conocimiento previo. El conocimiento previo juega un papel crucial en la comprensión lectora, ya que se relaciona directamente con la capacidad de los estudiantes para recordar y hacer inferencias sobre el material leído (Mayer, 2008). Los educadores deben evaluar y, si es necesario, expandir el conocimiento previo de los estudiantes antes de abordar nuevos materiales de lectura.

Desarrollo de estrategias de lectura experta. La investigación sobre el método cognitivo ha identificado estrategias empleadas por lectores expertos, recomendando su enseñanza para mejorar la comprensión y retención de lo leído. Michael Pressley y sus colaboradores (1992) propusieron el método de enseñanza de estrategias transaccionales, que destaca la importancia de enseñar estrategias metacognitivas para mejorar la lectura. Este enfoque subraya que entender y recordar el contenido leído es facilitado por estrategias que permiten a los estudiantes monitorear su comprensión y emplear efectivamente herramientas como la elaboración de resúmenes.

En conjunto, los métodos cognitivos ofrecen un marco robusto para la enseñanza de la lectura, destacando la importancia de la comprensión profunda de los procesos cognitivos y estratégicos involucrados. Al equipar a los estudiantes con estas herramientas, se les prepara no solo para leer de manera más efectiva, sino también para desarrollar un amor por la lectura y el aprendizaje continuo.

⭐Métodos constructivistas sociales

Los métodos constructivistas sociales ofrecen una perspectiva rica y multifacética sobre el aprendizaje de la lectura, centrada en la importancia de los aspectos sociales y el contexto cultural en el que se desarrollan las habilidades lectoras. Esta visión sostiene que la lectura no es solo un proceso individual de decodificación y comprensión, sino una actividad profundamente enraizada en el contexto social y cultural del lector. Heibert y Raphael (1996) argumentan que la cultura, las interacciones familiares en torno a los libros, las habilidades comunicativas de los maestros, y las oportunidades para discutir sobre lecturas son elementos clave que influencian el desarrollo lector.

Enseñanza Recíproca. La enseñanza recíproca, como estrategia pedagógica, ilustra de manera efectiva cómo se puede aplicar el enfoque constructivista social en el aula. A través de este método, los estudiantes alternan roles para liderar discusiones en grupos pequeños, o incluso en díadas maestro-estudiante, sobre textos leídos. El objetivo es que, mediante la explicación, modelado y práctica de estrategias específicas de lectura (como generar preguntas, aclarar dudas, resumir y predecir), los estudiantes desarrollen una comprensión más profunda del texto. Annemarie Palincsar y Ann Brown (1984) demostraron la eficacia de esta aproximación para mejorar la comprensión lectora mediante el andamiaje y la colaboración.

Las investigaciones respaldan la efectividad de la enseñanza recíproca en mejorar significativamente la comprensión lectora, especialmente cuando se compara con métodos de enseñanza más tradicionales. Estudios como el de Sporer, Brunstein y Kieschke (2009) han mostrado que los estudiantes que participan en este tipo de aprendizaje colaborativo no solo mejoran en comprensión lectora sino que también obtienen mejores resultados en exámenes estandarizados de lectura.

Conexiones entre Escuela, Familia y Comunidad. Desde una perspectiva constructivista social, la escuela es solo una de las arenas donde se practica y aprende la lectura. Las familias y comunidades juegan un rol igualmente crucial. Es vital reconocer y abordar las disparidades en las experiencias de lenguaje que enfrentan los estudiantes de diferentes orígenes socioeconómicos. Investigaciones como la de Hart y Risley (1995) han revelado diferencias significativas en la exposición al lenguaje entre niños de familias con distintos niveles de ingresos, lo que tiene implicaciones profundas para el desarrollo de habilidades lectoras.

Estas diferencias subrayan la importancia de crear puentes entre la escuela, la familia y la comunidad para apoyar el desarrollo lector de todos los estudiantes. Los programas de lectura en casa, las bibliotecas comunitarias y otras iniciativas pueden ayudar a compensar algunas de las desigualdades en las experiencias de lenguaje y lectura que enfrentan los niños de familias de bajos ingresos. Además, es fundamental que las escuelas reconozcan y valoren las diversas experiencias culturales y lingüísticas que los estudiantes traen al aula, integrándolas en el currículo y las prácticas pedagógicas para hacer del aprendizaje de la lectura una experiencia más inclusiva y enriquecedora.

En resumen, los métodos constructivistas sociales nos recuerdan la importancia de considerar el contexto social y cultural en el que se desarrolla el aprendizaje de la lectura. Promueven prácticas educativas que fomentan la interacción, el diálogo y la colaboración, y enfatizan la necesidad de trabajar conjuntamente con las familias y las comunidades para apoyar a todos los estudiantes en su camino hacia la alfabetización.

⭐Escritura

En la era actual, marcada por un avance tecnológico sin precedentes, las preocupaciones sobre la competencia escrita de los estudiantes están creciendo significativamente. Investigaciones recientes han puesto de manifiesto que una proporción alarmante de estudiantes en Estados Unidos, que varía entre el 70 y el 75%, muestra deficiencias en sus habilidades de escritura desde cuarto hasta duodécimo grado (Persky, Daane, & Jin, 2003). Además, informes de profesores universitarios indican que aproximadamente el 50% de los estudiantes que egresan de la secundaria no poseen las habilidades de escritura requeridas para el nivel universitario (Achieve Inc., 2005). Otro estudio con profesores de lengua, estudios sociales y ciencias de secundaria reveló dudas considerables sobre la calidad de la enseñanza de escritura, señalando una preparación insuficiente en los programas universitarios para formar a docentes en esta área crítica (Kluthara, Graham & Hawken, 2009).

El papel de los maestros es determinante en el desarrollo de habilidades de escritura de los estudiantes, donde dedicar tiempo significativo a la enseñanza de escritura y demostrar entusiasmo por esta actividad resulta esencial (De la Paz & McCutchen, 2017; Fisher & Frey, 2016; Rouse & Graham, 2017; Pressley et al., 2007). A nivel de aula, se ha observado que los entornos donde los estudiantes exhiben un alto rendimiento en escritura suelen estar adornados con ejemplos de buena escritura, contrastando con aquellos de rendimiento medio o bajo.

Incorporar la escritura en el plan de estudios es una tarea fundamental para desarrollar habilidades críticas y creativas en los estudiantes. Aquí se presentan estrategias recomendadas para enriquecer el aprendizaje a través de la escritura, adaptadas de las sugerencias de Bruning y Horn (2001) y Halonen (2010):

  1. Fomentar Actitudes Positivas hacia la Escritura. Crear un ambiente donde la escritura sea una experiencia positiva es crucial. Asegúrese de que las tareas de escritura sean accesibles y estimulantes para los estudiantes, proporcionando opciones sobre los temas a tratar. Esta estrategia no solo incrementa la confianza de los estudiantes en sus habilidades de escritura, sino que también alimenta su entusiasmo por expresarse.
  2. Participación Activa en Tareas de Escritura. Motivar a los estudiantes a escribir sobre temas que les interesen personalmente y para diversos públicos puede aumentar significativamente su compromiso. Integrar la escritura en todas las áreas del currículo, incluyendo ciencias, matemáticas y estudios sociales, demuestra su valor transversal y aplicabilidad en distintos contextos.
  3. Crear un Entorno de Apoyo para la Escritura. Animar a los estudiantes a establecer objetivos de escritura realistas y a monitorear su progreso hacia estos puede mejorar su desarrollo como escritores. La implementación de estrategias de escritura y la provisión de retroalimentación constructiva son esenciales en este proceso. Además, fomentar la colaboración entre compañeros crea una comunidad de aprendizaje donde los estudiantes pueden aprender unos de otros.
  4. Escribir para Aprender. Utilizar la escritura como una herramienta de aprendizaje en todas las materias puede ayudar a los estudiantes a consolidar su comprensión y explorar nuevas ideas. Por ejemplo, después de estudiar un tema en biología, los estudiantes pueden resumir las ideas principales y generar ejemplos no cubiertos en clase.
  5. Tareas de Escritura Libre. Permitir a los estudiantes tiempos de escritura libre donde puedan explorar sus pensamientos sobre un tema particular promueve la creatividad y la exploración intelectual. Este tipo de actividad también puede servir como punto de partida para discusiones en clase más profundas.
  6. Asignaciones de Escritura Creativa. Las tareas creativas ofrecen a los estudiantes la oportunidad de explorar su identidad y su entorno de maneras innovadoras. La publicación de sus trabajos, ya sea en línea o en formatos impresos, añade un sentido de propósito y audiencia a sus esfuerzos.
  7. Tareas Formales de Escritura. Desarrollar habilidades de escritura formal es vital para el éxito académico y profesional de los estudiantes. Enseñarles a abordar temas complejos de manera analítica, utilizar recursos de manera efectiva y adherirse a convenciones de estilo prepara a los estudiantes para desafíos futuros.
  8. Invitar a Escritores y Autores a la Clase. La interacción con escritores y autores locales puede inspirar a los estudiantes y ofrecerles perspectivas valiosas sobre el proceso de escritura. Esta estrategia conecta el aula con la comunidad literaria más amplia y demuestra la escritura como una actividad valiosa y relevante.

Al aplicar estas estrategias, los maestros no solo enriquecen el aprendizaje de sus estudiantes sino que también les preparan para enfrentar el mundo con habilidades de escritura sólidas y versátiles. La escritura se convierte así en una herramienta poderosa para el pensamiento crítico, la comunicación efectiva y la expresión personal.

Los maestros ofrecen una diversidad de estrategias efectivas para mejorar las habilidades de lectura de sus estudiantes, adaptadas a las diferentes etapas de desarrollo y niveles educativos. A continuación, se resumen y se reflexiona sobre estas prácticas:

EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Kindergarden En la niñez temprana, los niños comienzan su viaje hacia la escritura con garabatos y dibujos, progresando gradualmente hacia la formación de letras. Es fundamental alentar y apoyar estos primeros intentos sin corregirlos de manera crítica, fomentando así un ambiente de aprendizaje positivo y estimulante que valore la exploración y la práctica. Heidi Kaufman, del Metro West YMCA Child Care and Educational Program, subraya la importancia de este enfoque alentador durante las primeras etapas del desarrollo de la escritura.1º 1er Ciclo
(2-3) 
Educación infantil
  2º 1er Ciclo (3-4)
 1º 2º Ciclo
 (4-5)
Kindergarden (5-6) 2º 2º Ciclo
(5-6) 
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Elementary schoolGrado 1 (6-7)Para los estudiantes de primaria, especialmente en los grados superiores, es efectivo modelar el proceso de escritura. Craig Jensen, de la primaria Cooper Mountain, describe cómo compone historias delante de sus alumnos, demostrando cómo genera ideas y lleva a cabo cada etapa del proceso de escritura, desde la lluvia de ideas hasta el texto final. Este método permite a los estudiantes observar y aprender estrategias de escritura efectivas en acción.1º Educación Primaria (6-7)Educación primaria
Grado 2 (7-8)2º Educación Primaria (7-8)
Grado 3 (8-9)3º Educación Primaria (8-9)
Grado 4 (9-10)4º Educación Primaria (9-10)
Grado 5 (10-11)5º Educación Primaria (10-11)
6º Educación Primaria (11-12)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Middle schoolGrado 6 (11-12)En la secundaria, la revisión entre pares se convierte en una herramienta valiosa para enseñar habilidades de escritura. Casey Maass, de la preparatoria Edison, encuentra particularmente útil que los estudiantes revisen el trabajo de sus compañeros. Este enfoque no solo les ayuda a identificar errores, sino también a aprender de los estilos de escritura de otros, fomentando así un entorno de aprendizaje colaborativo.1º ESO (12-13)Educación secundaria
Grado 7 (12-13)2º ESO (13-14)
Grado 8 (13-14)3º ESO (14-15)
 4º ESO (15-16)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
High schoolGrado 9 (14-15)En la preparatoria, los maestros tienen la flexibilidad de enseñar distintos géneros de escritura de acuerdo con las normas estatales, pero deben encontrar la mejor manera de impartir estas lecciones. Jennifer Heiter, de la preparatoria Bremen, guía a sus estudiantes a través de las etapas básicas de la escritura, desde la concepción inicial hasta el texto final, enfatizando la importancia del estilo y mostrándoles cómo mejorar sus elecciones de palabras para hacer sus textos más vívidos y concisos.Bachillerato
Grado 10 (15-16)
Grado 11 (16-17)1º Bachillerato (16-17) 
Grado 12 (17-18)2º Bachillerato (17-18) 

Estas estrategias reflejan un espectro de enfoques pedagógicos que reconocen la escritura como un proceso complejo y multifacético. Al abordar la enseñanza de la escritura de manera adaptativa y centrada en el estudiante, los educadores pueden nutrir y desarrollar eficazmente las habilidades de escritura de los estudiantes en todas las etapas de su educación.

Cambios debidos al desarrollo

El desarrollo de la escritura en niños comienza con sus primeros garabatos alrededor de los dos o tres años, un hito significativo en su crecimiento cognitivo y motor. A medida que sus habilidades motoras se desarrollan, los niños de cuatro años suelen ser capaces de escribir su propio nombre y, poco después, reproducir letras y palabras cortas. Este proceso evolutivo les permite, gradualmente, distinguir las características únicas de cada letra, como su forma y orientación, aunque inicialmente puedan confundir letras similares en apariencia, como «b» y «d», o «p» y «q». Sin embargo, tales inversiones son normales en esta etapa y generalmente no indican futuros problemas de lectura o escritura.

Es esencial que padres y educadores fomenten la práctica de la escritura desde edades tempranas, enfocándose menos en la precisión ortográfica y más en el desarrollo del interés y la confianza en sus habilidades de escritura. Los errores deben verse como una parte natural del aprendizaje y no como fallos que necesitan corrección constante. Una actitud positiva y constructiva hacia los intentos de escritura de los niños promueve su disfrute y espontaneidad en este proceso de aprendizaje.

Convertirse en un escritor competente es un viaje largo que requiere práctica y paciencia (De la Paz & McCutchen, 2017; Graham & Harris, 2016, 2017). Desde la educación primaria hasta la secundaria, los niños deben tener amplias oportunidades para escribir y expresarse, con el apoyo de una enseñanza de calidad que mejore simultáneamente sus habilidades cognitivas y lingüísticas. Con el tiempo, la comprensión avanzada de la sintaxis y la gramática se convierte en la base para una escritura más sofisticada.

A lo largo de su educación, los estudiantes evolucionan en la forma en que organizan y presentan sus ideas, pasando de narrativas simples y descripciones en los primeros años escolares a análisis más complejos y proyectos de investigación en etapas posteriores. Esta progresión refleja el desarrollo de habilidades cognitivas más avanzadas, como la organización y el razonamiento lógico.

Un metaanálisis reciente ha identificado cuatro intervenciones clave para mejorar la calidad de la escritura de estudiantes desde cuarto grado de primaria hasta tercero de secundaria: la enseñanza de estrategias de escritura, la elaboración de resúmenes, la colaboración entre pares y la fijación de objetivos (Graham & Perin, 2007). Estas estrategias destacan la importancia de un enfoque integral en la enseñanza de la escritura, que abarca desde la motivación y la autoeficacia hasta la instrucción explícita en técnicas y procesos de escritura.

En resumen, el desarrollo de habilidades de escritura en niños y adolescentes es un proceso complejo y multifacético que beneficia enormemente de un ambiente de apoyo, estrategias de enseñanza efectivas y numerosas oportunidades para practicar. La colaboración entre educadores, padres y los propios estudiantes es esencial para fomentar escritores competentes y seguros de sí mismos, preparados para enfrentar los desafíos de la comunicación en el siglo XXI.

Métodos cognitivos

Los métodos cognitivos para enseñar escritura resaltan aspectos similares a los considerados en la enseñanza de la lectura, como la construcción del significado y el desarrollo de estrategias cognitivas y metacognitivas (De la Paz & McCutchen, 2017; Graham & Harris, 2016, 2017). Se enfatiza la importancia de la planificación, la resolución de problemas, la revisión y el uso de estrategias metacognitivas para mejorar la escritura de los estudiantes.

Planificación. La planificación, que involucra el esquematizar y organizar el contenido antes de escribir, es fundamental en el proceso de escritura (Tompkins, 2016). Los educadores deben enseñar a los estudiantes a esquematizar y organizar sus trabajos y proporcionar retroalimentación constructiva sobre sus esfuerzos.

Resolución de Problemas. La escritura es más que evitar errores o asegurar que los párrafos respalden afirmaciones temáticas; es fundamentalmente un proceso de resolución de problemas y creación de significado (Kellogg, 1994). Los escritores establecen metas y trabajan para lograrlas, navegando por la complejidad de comprender completamente el tema, aplicar el conocimiento del sistema lingüístico y abordar el desafío de expresar ideas de manera coherente (Flower & Hayes, 1981).

Revisión. La revisión es crucial en el proceso de escritura e implica escribir múltiples borradores, recibir y aplicar retroalimentación constructiva, y corregir errores. Se ha encontrado que los escritores más experimentados y hábiles tienden a revisar sus textos más frecuentemente que aquellos menos experimentados (Hayes & Flower, 1986).

calendario trabajo
Ejemplo de calendario para entregar un trabajo escrito en la fecha fijada. Tomado de De John W. Santrock v Jane S. Halonen. Your Guide to College p. 225. © 2002.

Metacognición y Estrategias. El monitoreo de nuestro propio progreso en la escritura es vital para ser un escritor competente. Esto incluye ser abierto a la retroalimentación y aplicar aprendizajes para mejorar en trabajos futuros (Fidalgo, Harris & Braaksma, 2016; Graham et al., 2017; Harris et al., 2017). En estudios recientes, se ha demostrado que enseñar a los estudiantes estrategias de planificación y escritura, como comenzar con un gancho interesante, emplear un vocabulario rico, seguir una organización lógica y concluir de manera efectiva, mejora significativamente su desempeño (Harris, Graham & Adkins, 2015).

En la enseñanza de la escritura, es crucial desarrollar y practicar habilidades como la preescritura, la planificación, la revisión y la corrección, así como la elaboración de resúmenes y la construcción de enunciados más complejos (Graham & Perin, 2007). Estas estrategias no solo mejoran la calidad de la escritura, sino que también fomentan la motivación y el esfuerzo de los estudiantes, elementos clave para el desarrollo de escritores competentes y seguros.

En resumen, los métodos cognitivos para enseñar escritura ofrecen un marco integral que abarca desde la generación de ideas hasta la revisión y corrección de textos. Al implementar estas estrategias en el aula, los educadores pueden fomentar habilidades de escritura sólidas en sus estudiantes, preparándolos para comunicarse efectivamente en una variedad de contextos académicos y profesionales.

Métodos constructivistas sociales

Los métodos constructivistas sociales entienden la escritura no solo como una habilidad interna, sino como una actividad profundamente arraigada en el contexto cultural y social. Esta perspectiva resalta la importancia de la interacción social en el aprendizaje de la escritura, reconociendo que la construcción del significado y el desarrollo de estrategias son procesos compartidos dentro de una comunidad de escritores.

El Contexto Social de la Escritura. La enseñanza de la escritura desde un enfoque constructivista social pone énfasis en la importancia del contexto social en el que se produce la escritura. Es crucial para los estudiantes participar en comunidades de escritores, donde puedan comprender las relaciones entre el autor y el lector y reconocer que las perspectivas pueden variar entre individuos (Hiebert & Raphael, 1996). La variabilidad en las experiencias previas de escritura de los estudiantes y la valoración de la escritura en diferentes aulas pueden influir significativamente en su desarrollo como escritores.

Escritura con Significado y Encuentros Maestro-Estudiante. Según el enfoque constructivista social, es vital que la escritura de los estudiantes incluya oportunidades para crear textos con significado personal. Estos encuentros individuales entre maestro y estudiante son cruciales para el desarrollo de habilidades de escritura, proporcionando apoyo y orientación adaptados a las necesidades emocionales y académicas de cada estudiante.

Colaboración y Revisión entre Pares.La colaboración y revisión entre pares son aspectos fundamentales de la escritura constructivista social. Trabajar en grupos permite a los estudiantes experimentar procesos de investigación y elaboración relevantes para la escritura efectiva. Las herramientas de escritura colaborativa en línea, como Google Docs, facilitan la interacción, los comentarios y la revisión entre estudiantes, enriqueciendo el proceso de escritura con diversas perspectivas y fomentando la creación de ideas nuevas y originales.

el roto lapiz

Conexiones entre Escuela y Comunidad. Establecer conexiones entre las experiencias escolares y la vida fuera de la escuela es esencial en el modelo constructivista social. Invitar a escritores locales a compartir sus experiencias y procesos creativos puede inspirar a los estudiantes y ampliar su comprensión de la escritura como una actividad relevante y enriquecedora. Proyectos que involucran a autores y otros profesionales del ámbito literario pueden proporcionar oportunidades valiosas para que los estudiantes se involucren activamente en comunidades de escritura más amplias, promoviendo su desarrollo como escritores competentes y creativos.

En resumen, los métodos constructivistas sociales para enseñar escritura destacan la importancia de la interacción social y el contexto cultural en el aprendizaje de la escritura. Mediante la colaboración, la revisión entre pares, y la conexión con la comunidad literaria más amplia, los estudiantes pueden desarrollar habilidades de escritura profundas y significativas, preparándolos para participar de manera efectiva en el mundo literario y cultural.

⭐⭐⭐Matemáticas

Abordaremos preguntas clave como los cambios evolutivos en el pensamiento matemático y las habilidades matemáticas de los estudiantes a través de diferentes niveles educativos, las controversias actuales sobre la enseñanza de matemáticas, los principales procesos cognitivos y constructivistas en el aprendizaje matemático, y el papel de la tecnología en este ámbito.

Las estrategias para enseñar matemáticas varían significativamente según el nivel educativo y reflejan la adaptabilidad y creatividad de los docentes para integrar el aprendizaje matemático en contextos prácticos y relevantes. Aquí se detallan las respuestas de varias maestras sobre sus mejores prácticas en la enseñanza de las matemáticas:

EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Kindergarden Para niños en edad preescolar, las matemáticas se presentan como una extensión natural de su curiosidad por el mundo que los rodea. Valarie Gorham destaca cómo aprovechan esta curiosidad innata, utilizando balanzas para medir diversos objetos y figuras de plástico para contar. Medir la estatura de los niños a lo largo del año y contar los pasos hacia diferentes lugares son ejemplos de cómo se fomenta el pensamiento matemático desde temprano. Además, el aula se enriquece con relojes, cronómetros, reglas, calculadoras y números, convirtiendo el espacio en un ambiente de aprendizaje matemático constante.1º 1er Ciclo
(2-3) 
Educación infantil
  2º 1er Ciclo (3-4)
 1º 2º Ciclo
 (4-5)
Kindergarden (5-6) 2º 2º Ciclo
(5-6) 
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Elementary schoolGrado 1 (6-7)Susan Froeuch enfatiza la importancia de los objetos de manipulación matemática para facilitar la transición de los estudiantes de segundo grado del pensamiento concreto al abstracto. Lejos de memorizar mecánicamente, estos objetos permiten a los estudiantes comprender conceptos matemáticos complejos y aplicar este conocimiento a otros problemas, fomentando una comprensión más profunda y aplicable de las matemáticas.1º Educación Primaria (6-7)Educación primaria
Grado 2 (7-8)2º Educación Primaria (7-8)
Grado 3 (8-9)3º Educación Primaria (8-9)
Grado 4 (9-10)4º Educación Primaria (9-10)
Grado 5 (10-11)5º Educación Primaria (10-11)
6º Educación Primaria (11-12)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Middle schoolGrado 6 (11-12)Casey Maass ilustra cómo las habilidades matemáticas pueden integrarse con otras disciplinas académicas, como los estudios sociales. Los cronogramas para clasificar eventos históricos y el uso de habilidades gráficas para ubicar lugares en mapas son ejemplos de cómo se aplican las matemáticas de manera interdisciplinaria, enriqueciendo la experiencia educativa más allá de la enseñanza tradicional.1º ESO (12-13)Educación secundaria
Grado 7 (12-13)2º ESO (13-14)
Grado 8 (13-14)3º ESO (14-15)
 4º ESO (15-16)
EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
High schoolGrado 9 (14-15)Sandy Swanson, maestra de educación profesional y técnica, se concentra en mostrar a sus estudiantes la aplicabilidad de las matemáticas en la vida real. A través de proyectos como construir una casa de jengibre, utilizando herramientas como reglas y transportadores, y ajustar recetas mediante multiplicaciones y divisiones, los estudiantes ven el valor práctico de las habilidades matemáticas. Estas actividades no solo demuestran la importancia de las matemáticas, sino que también destacan las consecuencias reales de los errores matemáticos.Bachillerato
Grado 10 (15-16)
Grado 11 (16-17)1º Bachillerato (16-17) 
Grado 12 (17-18)2º Bachillerato (17-18) 

Estas respuestas subrayan un enfoque pedagógico que valora tanto la comprensión conceptual de las matemáticas como su aplicabilidad práctica. Al integrar las matemáticas con la vida cotidiana y otras áreas del conocimiento, los docentes pueden fomentar un aprendizaje más significativo y duradero en sus estudiantes.

Cambios debidos al desarrollo

Según el National Council of Teachers of Mathematics (NCTM, 2000), existen principios y normas fundamentales para el aprendizaje matemático a lo largo de los diferentes grados escolares. Desde prekínder hasta segundo grado, se observa que los niños tienen una comprensión significativa de los números antes de primer grado (Van de Walle, Karp & Bay-Williams, 2016). La mayoría de estos estudiantes sabe contar más allá de 20, y muchos hasta más de 100, pudiendo contar objetos en un conjunto con precisión y realizar sumas y restas de un solo dígito.

Es de especial interés el caso de los niños de familias de bajos ingresos, quienes podrían no tener las mismas oportunidades para aprender matemáticas. Expertos sugieren que antes de entrar a la escuela, es crucial que los niños aprendan los conceptos básicos de números y geometría (Cross, Woods & Schweingruber, 2009). La competencia temprana en números se asocia con el éxito futuro en matemáticas (Jordan, Glutting & Ramineni, 2009).

El programa «Building Blocks for Math» está diseñado para desarrollar habilidades matemáticas tempranas en niños preescolares, integrando el aprendizaje matemático en actividades cotidianas. Este programa ha demostrado ser efectivo en mejorar las habilidades matemáticas de los niños (Clements & Sarama, 2008).

roto 1 mates
EEUUEspaña
Kindergarden ✔️Comprensión básica de números, contar hasta más de 100, sumar y restar dígitos simples, reconocer magnitudes relativas.
✔️Importancia de aprender conceptos numéricos y geométricos básicos.
✔️Programa recomendado: Building Blocks for Math para integrar matemáticas en actividades diarias.
1º 1er Ciclo
(2-3) 
Educación infantil
  2º 1er Ciclo (3-4)
 1º 2º Ciclo
 (4-5)
Kindergarden (5-6) 2º 2º Ciclo
(5-6) 
Elementary school1º Educación Primaria (6-7)Educación primaria
Grado 1 (6-7)2º Educación Primaria (7-8)
Grado 2 (7-8)3º Educación Primaria (8-9)
Desarrollo de las habilidades matemáticas

De tercer a quinto grado, los temas fundamentales incluyen razonamiento multiplicativo, el concepto de equivalencia y fluidez en el cálculo. Estos conceptos preparan a los estudiantes para un razonamiento proporcional más avanzado en grados superiores y para explorar ideas algebraicas.

EEUUESPAÑA
Elementary schoolGrado 3 (8-9)✔️Énfasis en razonamiento multiplicativo, comprensión de equivalencias y fluidez en cálculo.
✔️Desarrollo hacia el razonamiento proporcional y comprensión algebraica inicial.
3º Educación Primaria (8-9)
Grado 4 (9-10)4º Educación Primaria (9-10)
Grado 5 (10-11)5º Educación Primaria (10-11)
Desarrollo de las habilidades matemáticas

En la secundaria, es esencial que los estudiantes experimenten un programa matemático equilibrado que incluya álgebra y geometría, preparándolos para aplicar soluciones cuantitativas en la vida real. Sin embargo, es crítico que el aprendizaje del álgebra vaya más allá de la memorización, promoviendo una comprensión real que pueda aplicarse fuera del aula (NCTM, 2007b).

EEUUEspaña
Elementary school✔️Necesidad de un programa matemático equilibrado que incluya álgebra y geometría.
✔️Preparación para soluciones cuantitativas y razonamiento matemático avanzado.
6º Educación Primaria (11-12)Educación primaria
Middle schoolGrado 6 (11-12)1º ESO (12-13)Educación secundaria
Grado 7 (12-13)

El NCTM recomienda que los estudiantes cursen matemáticas durante el último año de secundaria y los tres años de preparatoria, explorando las interrelaciones entre álgebra, geometría, estadística, probabilidad y matemáticas discretas. Es vital que los estudiantes desarrollen habilidades para visualizar, describir y analizar situaciones matemáticamente, justificando y probando ideas con fundamentos matemáticos sólidos (NCTM, 2000).

EEUUAplicaciones por Niveles EducativosEspaña
Middle schoolGrado 8 (13-14)✔️Recomendación de cursar matemáticas durante todos los años.
✔️Exposición a álgebra, geometría, estadística, probabilidad y matemáticas discretas.
✔️Desarrollo de habilidades para visualizar, describir, analizar situaciones en términos matemáticos, y justificar ideas con fundamentos matemáticos.
2º ESO (13-14)Educación secundaria
3º ESO (14-15)
4º ESO (15-16)
High schoolGrado 9 (14-15)1º Bachillerato (16-17)Bachillerato
Grado 10 (15-16)
Grado 11 (16-17) 

En conclusión, el aprendizaje matemático evoluciona significativamente desde la niñez temprana hasta la preparatoria, y es esencial abordar este aprendizaje con métodos que consideren tanto el desarrollo cognitivo del estudiante como el contexto cultural y tecnológico actual. La integración efectiva de estos elementos en la enseñanza matemática puede fomentar un aprendizaje profundo y aplicable, preparando a los estudiantes para enfrentar desafíos matemáticos en su vida académica y profesional.

Controversias en la educación matemática

En la educación matemática contemporánea, los educadores enfrentan el debate sobre si las matemáticas deberían enseñarse mediante métodos cognitivos, conceptuales y constructivistas, o a través de un enfoque más práctico centrado en el cálculo. Edwards, Esmonde y Wagner (2011) señalan esta división, donde una facción critica la memorización y la práctica repetitiva en favor de un enfoque en la solución constructivista de problemas matemáticos.

La controversia en la enseñanza de matemáticas refleja un debate educativo más amplio sobre los enfoques pedagógicos óptimos. Por un lado, el método cognitivo, conceptual y constructivista enfatiza la importancia de entender los conceptos subyacentes en matemáticas, promoviendo un aprendizaje profundo a través de la exploración, el razonamiento y la solución de problemas. Este enfoque argumenta que el aprendizaje significativo ocurre cuando los estudiantes construyen activamente su conocimiento, vinculando nuevos conceptos con los ya conocidos.

Por otro lado, el método práctico de cálculo valora la eficiencia y la automatización de las habilidades de cálculo. Sus defensores argumentan que la fluidez en las operaciones básicas de matemáticas es fundamental para un rendimiento matemático efectivo y eficiente, y que esto se logra mejor a través de la práctica repetida y los cálculos extensos. La memorización de hechos matemáticos y algoritmos se ve como una herramienta crucial para liberar la capacidad cognitiva, permitiendo a los estudiantes abordar problemas más complejos.

El método constructivista ha ganado popularidad recientemente, destacando la solución de problemas como un medio para desarrollar la comprensión conceptual y la capacidad de aplicar el conocimiento matemático de manera flexible. Este enfoque sugiere que, al enfrentar problemas reales y explorar múltiples soluciones, los estudiantes no solo aprenden matemáticas de manera más efectiva sino que también se preparan mejor para usar estas habilidades en situaciones de la vida real.

Ambos enfoques tienen méritos y sus propias bases teóricas sólidas, lo que sugiere que la mejor estrategia educativa podría no ser elegir uno sobre el otro de manera exclusiva, sino más bien integrar ambos métodos. La combinación de una sólida comprensión conceptual con la fluidez en habilidades de cálculo podría proporcionar a los estudiantes una base matemática completa, permitiéndoles tanto comprender los principios subyacentes como aplicarlos de manera eficiente en diversos contextos.

Conectar con los estudiantes y mejorar sus habilidades matemáticas requiere una mezcla de estrategias pedagógicas eficaces y prácticas creativas. A continuación, se detallan algunas recomendaciones para optimizar la enseñanza de las matemáticas:

  1. Equilibrio entre Competencias Procedimentales y Conceptuales. Es crucial que los estudiantes desarrollen tanto habilidades de cálculo como una comprensión profunda de los conceptos matemáticos subyacentes. Este enfoque dual asegura que los alumnos no solo sepan cómo resolver problemas sino también por qué ciertas soluciones son aplicables.
  2. Desarrollo de Habilidades de Resolución de Problemas. Fomentar en los estudiantes la capacidad de abordar y resolver problemas matemáticos complejos les prepara no solo para exámenes y clases, sino para aplicaciones de la vida real. Enseñarles a desglosar problemas en partes manejables puede mejorar significativamente su competencia matemática.
  3. Promoción de Estrategias Metacognitivas. Animar a los estudiantes a reflexionar sobre su propio proceso de aprendizaje y solución de problemas puede hacerlos más autónomos y seguros en matemáticas. Supervisar su propio progreso y aplicar estrategias de aprendizaje ajustadas a sus necesidades individuales es clave para el desarrollo de habilidades matemáticas profundas.
  4. Hacer que las Matemáticas Sean Interesantes. Integrar contextos de la vida real y juegos en la enseñanza de matemáticas puede incrementar significativamente la motivación de los estudiantes. Aplicar las matemáticas a situaciones cotidianas y utilizar elementos lúdicos hacen que la materia sea más accesible y atractiva.
  5. Uso Eficaz de la Tecnología. Aunque algunas investigaciones sugieren retrasar el uso de calculadoras y computadoras hasta niveles educativos más avanzados, cuando se utilizan, deberían enfocarse en reforzar la comprensión conceptual. Herramientas tecnológicas y software educativo pueden ser aliados poderosos en la enseñanza de conceptos matemáticos.
  6. Conexión con los Padres. Programas como Family Math pueden ser herramientas valiosas para involucrar a los padres en el aprendizaje matemático de sus hijos de manera positiva y motivante. Organizar eventos como noches de matemáticas familiares proporciona recursos útiles para el aprendizaje en casa.
  7. Aprovechar Recursos del NCTM. Inscribirse en el National Council of Teachers of Mathematics (NCTM) y utilizar sus recursos puede ser muy beneficioso para los educadores. Conferencias, publicaciones y una comunidad profesional de apoyo son esenciales para mantenerse actualizado en las mejores prácticas y descubrimientos en la enseñanza de las matemáticas.

Estas estrategias no solo ayudan a los estudiantes a mejorar sus habilidades matemáticas, sino que también fomentan una actitud positiva hacia la materia, preparándolos para el éxito en sus futuros académicos y profesionales.

Procesos cognitivos

En el contexto de los cambios evolutivos y las controversias en la enseñanza matemática, se identifican varios procesos cognitivos cruciales para aprender esta disciplina. El National Research Council (2005) enfatiza que la comprensión conceptual, la fluidez procedimental, la organización efectiva del conocimiento y las estrategias metacognitivas son fundamentales en el aprendizaje matemático. Investigaciones han vinculado la memoria de trabajo y la velocidad de procesamiento de información con el rendimiento matemático.

El debate central en la educación matemática se concentra en si enfocarse en la comprensión conceptual o en competencias procedimentales. El Consejo Nacional de Investigación (2005) concluye que ambos aspectos son esenciales. Una enseñanza que se inclina exclusivamente hacia lo procedimental resulta en estudiantes con una comprensión conceptual deficiente, mientras que una falta de conocimiento procedimental limita la capacidad de resolver problemas matemáticos de manera competente.

A medida que los estudiantes avanzan y enfrentan conceptos matemáticos más complejos, es crucial que los nuevos conocimientos se basen en y se integren con lo aprendido previamente. Esta integración permite a los estudiantes construir una base de conocimiento organizada que apoye la comprensión de conceptos algebraicos y otros más avanzados (Posamentier & Smith, 2015; Fuson, Kalchman & Bransford, 2005).

Jo Boaler (2016) en «Mathematical Mindsets» desafía la percepción tradicional que valora la memorización y el cálculo rápido sobre el aprendizaje profundo, pausado y creativo de las matemáticas. Boaler argumenta que esta mentalidad induce ansiedad en los estudiantes y limita la apreciación de las matemáticas como un conjunto de grandes ideas interconectadas. Su análisis sugiere que los estudiantes con mejor desempeño ven las matemáticas como una combinación de ideas fundamentales, en contraposición a aquellos que se enfocan en la memorización como su principal estrategia.

Boaler enfatiza el concepto de mentalidad de Carol Dweck (2006, 2015a, 2015b), que distingue entre una mentalidad fija y una de crecimiento. Promover una mentalidad de crecimiento en matemáticas puede empoderar a los estudiantes para que vean las habilidades matemáticas como algo que pueden desarrollar a través del esfuerzo y la persistencia.

El centro de Boaler en la Universidad de Stanford, youcubed, ofrece recursos educativos para apoyar la adopción de mentalidades matemáticas en más de 100,000 escuelas. Estos recursos están diseñados para facilitar la colaboración entre maestros, padres y estudiantes, y promover una comprensión más profunda de los conceptos matemáticos (www.youcubed.org).

En resumen, la enseñanza matemática eficaz requiere un equilibrio entre la comprensión conceptual y las habilidades procedimentales, apoyando a los estudiantes en el desarrollo de una mentalidad de crecimiento que valore la profundidad, la reflexión y la creatividad en el aprendizaje matemático.

Algunos principios constructivistas

Los principios constructivistas proporcionan una base sólida para la enseñanza de las matemáticas, ofreciendo estrategias que hacen de esta disciplina una experiencia más realista, interesante y enriquecedora para los estudiantes. Basándonos en la perspectiva constructivista y adaptando las ideas de Middleton y Goepfert (1996), estos principios pueden transformar significativamente el aprendizaje matemático:

Lograr que las matemáticas sean realistas e interesantes. La enseñanza de las matemáticas debe partir de problemas realistas e intrigantes que puedan generar interés en los alumnos. Este enfoque podría incluir conflictos, suspense o situaciones de crisis que motiven la curiosidad estudiantil. Los problemas matemáticos pueden ser centrados en el alumno, relacionados con la comunidad, descubrimientos científicos o eventos históricos. Incorporar juegos matemáticos y conectar la matemática con otras disciplinas como las ciencias, geografía, y la lectura y escritura enriquece el aprendizaje y muestra la aplicabilidad de las matemáticas en diferentes contextos.

Tomar en cuenta los conocimientos previos de los estudiantes. Es fundamental reconocer y aprovechar lo que los estudiantes ya saben. El National Research Council (2005) destaca la importancia de utilizar los conocimientos previos de los alumnos como un pilar en la enseñanza de las matemáticas. Al iniciar una unidad, evaluar el conocimiento existente de los alumnos y el contexto en el que se desarrollará la enseñanza es crucial. Se debe proporcionar suficiente información para que los estudiantes puedan desarrollar métodos para resolver problemas matemáticos, mientras se retiene cierta información para desafiarlos a pensar críticamente.

Lograr que el programa de matemáticas sea socialmente interactivo. Crear proyectos que requieran trabajo colaborativo entre estudiantes fomenta una solución conjunta y enriquece el aprendizaje. El National Council of Teachers of Mathematics (NCTM, 2007c) sugiere que el currículo matemático debe incluir oportunidades para mejorar las habilidades comunicativas de los estudiantes. Proyectos que promuevan la discusión, argumentación y compromiso son esenciales para desarrollar un entendimiento profundo de los conceptos matemáticos y para mejorar las habilidades de razonamiento y comunicación de los estudiantes.

Implementar estos principios constructivistas en la enseñanza de las matemáticas no solo hace que el aprendizaje sea más relevante y atractivo para los estudiantes, sino que también promueve un entendimiento más profundo de los conceptos matemáticos. Al hacer que las matemáticas sean realistas e interesantes, aprovechar los conocimientos previos y promover la interacción social, los educadores pueden crear un ambiente de aprendizaje en el que los estudiantes se sientan empoderados para explorar, descubrir y aplicar los principios matemáticos en sus vidas diarias y futuras carreras.

⭐Tecnología y enseñanza de matemáticas

La integración de la tecnología en la enseñanza de las matemáticas es un tema controvertido entre los educadores. El National Council of Teachers of Mathematics (NCTM, 2007c) recomienda el uso de calculadoras en todos los niveles educativos y subraya la importancia del acceso a las computadoras para una preparación adecuada de los estudiantes para sus futuras carreras. Sin embargo, en muchos distritos escolares, la limitación de fondos restringe la adquisición de computadoras, lo que representa un desafío importante.

En contraste con la práctica educativa en Estados Unidos, docentes en Japón y China restringen el uso diario de calculadoras y computadoras en las clases de matemáticas. El objetivo es asegurar que los estudiantes comprendan profundamente los conceptos y operaciones necesarios para resolver problemas matemáticos sin depender de la tecnología. Críticos de la temprana adopción tecnológica argumentan que podría impedir el desarrollo de habilidades esenciales a través de la manipulación de objetos concretos, un paso visto como crucial para el aprendizaje de conceptos matemáticos (Stevenson, 2001). En Asia oriental, el uso de la calculadora se permite en la preparatoria, solo después de que los estudiantes hayan adquirido una comprensión sólida de los conceptos matemáticos.

La Evaluación Nacional del Progreso Educativo reveló que el uso frecuente de calculadoras en cuarto grado estaba asociado con puntuaciones más bajas en exámenes nacionales de rendimiento matemático, mientras que en niveles más altos, como en segundo de secundaria y tercero de preparatoria, su uso se correlacionaba con puntuaciones más altas.

Frente a esto, los maestros tienen la opción de recurrir a herramientas y aplicaciones en línea que enseñan conceptos matemáticos de manera interactiva, en lugar de dispositivos como las calculadoras, que pueden realizar cálculos pero no necesariamente fomentan la comprensión de los conceptos subyacentes. Para los estudiantes más jóvenes, existen aplicaciones diseñadas para fortalecer el sentido numérico (por ejemplo, Pearl Diver HD) o simulaciones interactivas que permiten explorar conceptos como fracciones o funciones (por ejemplo, las simulaciones matemáticas de PhET).

uso calculadora
Adaptado sistema educación España 2024.

Esta discusión subraya la importancia de un enfoque equilibrado en la enseñanza de las matemáticas, donde la tecnología se utilice de manera estratégica para complementar y no reemplazar el aprendizaje de conceptos fundamentales. La tecnología, cuando se emplea adecuadamente, puede ser una herramienta poderosa para enriquecer la experiencia educativa, promoviendo la exploración y comprensión profunda de los conceptos matemáticos.

Ciencias

La enseñanza de las ciencias presenta desafíos únicos y oportunidades para fomentar el pensamiento crítico, la curiosidad y el descubrimiento en los estudiantes. Aquí se exploran algunas ideas importantes y estrategias constructivistas para mejorar la educación científica.

Educación científica

Ideas Importantes sobre la Enseñanza de Ciencias:

  • Desarrollo de Habilidades Científicas: Es fundamental que los estudiantes desarrollen habilidades esenciales para la práctica científica, como la observación cuidadosa, el análisis de datos y la comprensión de relaciones espaciales. Estas habilidades, sin embargo, a menudo no se enseñan de manera efectiva en los niveles educativos tempranos.
  • Confrontar Ideas Erróneas: Los niños llegan con preconcepciones sobre el mundo que a menudo son erróneas. La enseñanza efectiva debe identificar y usar estas ideas como puntos de partida para el aprendizaje, ayudando a los estudiantes a corregir errores y reemplazar nociones inexactas con entendimientos más precisos.

Estrategias constructivistas de enseñanza

  • Descubrimiento Guiado: Los maestros pueden facilitar el aprendizaje permitiendo a los estudiantes explorar y descubrir conceptos científicos por sí mismos, con la guía y el apoyo adecuados.
  • Construcción de Conocimientos: En lugar de simplemente transferir información, los educadores deben fomentar un ambiente donde los estudiantes construyan activamente su comprensión de los conceptos científicos, relacionándolos con lo que ya saben.
  • Andamiaje y Retroalimentación: Es crucial no dejar a los estudiantes solos en su proceso de descubrimiento. El aprendizaje debe ser guiado; los maestros deben proporcionar el andamiaje necesario para apoyar el aprendizaje científico y ofrecer retroalimentación para ayudar a los estudiantes a corregir las ideas erróneas.
  • Equilibrio entre Habilidades de Investigación y Contenido Específico: Mientras que fomentar las habilidades de investigación es importante, también lo es asegurar que los estudiantes adquieran conocimientos específicos de la disciplina. Un enfoque equilibrado promueve tanto la cultura científica como la comprensión de los hechos científicos.

Estas estrategias resaltan la importancia de una enseñanza de ciencias que sea interactiva, que reta y apoya a los estudiantes para que piensen como científicos y desarrollen una comprensión profunda de los conceptos científicos. Al hacerlo, los educadores pueden preparar a los estudiantes no solo para memorizar hechos, sino par

Adoptar estrategias efectivas en la enseñanza de las ciencias puede transformar cómo los estudiantes perciben y se enganchan con esta materia. Aquí hay algunas estrategias recomendadas para enriquecer la experiencia educativa en ciencias:

  1. Fomentar el Pensamiento Científico:
    • Observación Cuidadosa: Organice actividades que incentiven a los estudiantes a observar el mundo que los rodea con atención y curiosidad. Por ejemplo, estudiar el crecimiento de las plantas o el comportamiento de los insectos en el patio de la escuela.
    • Trabajo con Datos: Realice experimentos que requieran recopilación, análisis y presentación de datos. Esto puede incluir desde simples mediciones hasta el uso de software especializado para el análisis estadístico.
    • Resolución de Problemas: Presente desafíos científicos reales o simulados para que los estudiantes los resuelvan, promoviendo un enfoque metodológico y crítico.
  2. Corregir Ideas Erróneas:
    • Diálogo Abierto: Establezca un ambiente de clase donde los estudiantes se sientan seguros de compartir sus ideas, incluso si son incorrectas, y utilícelas como puntos de partida para el aprendizaje.
    • Confrontación Constructiva: Use evidencia y experimentación para desafiar y reemplazar las falsas ideas. Los experimentos controlados pueden ser particularmente efectivos en este sentido.
  3. Desarrollar Habilidades de Investigación mediante Investigación Guiada:
    • Proyectos de Investigación: Asigne proyectos que permitan a los estudiantes explorar sus intereses dentro de un marco científico, ofreciendo orientación y soporte cuando sea necesario.
    • Retroalimentación y Reflexión: Proporcione retroalimentación constructiva sobre sus procesos de investigación y fomente la reflexión sobre lo que aprendieron y cómo podrían mejorar en futuras investigaciones.
  4. Hacer que la Ciencia sea Interesante mediante la Exploración de Problemas Cotidianos:
    • Aplicación Real: Diseñe actividades que relacionen conceptos científicos con aplicaciones del mundo real. Esto podría incluir proyectos sobre energías renovables, diseño de puentes o la ciencia detrás de la cocina.
    • Invitados y Salidas: Invite a científicos o profesionales relacionados con la ciencia para que hablen de su trabajo y, si es posible, organice visitas a laboratorios, universidades o centros de investigación.

Como ilustra Peggy Schweiger en su enseñanza de la física, conectar los conceptos científicos con experiencias reales y relevantes para los estudiantes no solo hace la materia más interesante, sino que también les demuestra el valor y la aplicación de la ciencia en la vida cotidiana. Al implementar estas estrategias, los educadores pueden inspirar una apreciación más profunda de las ciencias y fomentar una nueva generación de pensadores críticos y científicos entusiastas.

Estudios sociales

¿Cuál es la naturaleza de los estudios sociales? ¿Cuáles son los temas principales que caracterizan la enseñanza y el aprendizaje de esta materia? ¿De qué maneras se pueden aplicar los métodos constructivistas a los estudios sociales?

¿Qué son los estudios sociales?

En general, el campo de los estudios sociales, también llamados ciencias sociales, trata de promover la competencia cívica. La meta es ayudar a los estudiantes a tomar decisiones informadas y razonadas que apunten a lograr el bienestar público, como ciudadanos de una sociedad democrática, con diversidad cultural, en un mundo interdependiente (Chapin. 2015).

Esta disciplina prepara a los estudiantes para tomar decisiones informadas y responsables en beneficio del bienestar público, como ciudadanos activos en una sociedad democrática y diversa. A través de los estudios sociales, los alumnos aprenden a comprender, cuestionar y analizar la sociedad en la que viven, sus interacciones con otras culturas y su impacto en el mundo globalizado.

El National Council for the Social Sciences (2000) señala que deben destacarse 10 temas en los cursos de ciencias sociales:

  1. Tiempo, Continuidad y Cambio: Reflexión sobre la historia y cómo el pasado influye en el presente y el futuro.
  2. Gente, Lugares y Ambientes: Análisis geográfico y la relación entre humanos y su entorno.
  3. Desarrollo e Identidad Individual: Comprender cómo la cultura y las instituciones forman la identidad personal.
  4. Individuos, Grupos e Instituciones: Estudio de cómo las instituciones cumplen funciones esenciales en la sociedad.
  5. Poder, Autoridad y Gobierno: Reflexión sobre el desarrollo y estructura del poder y la gobernanza.
  6. Producción, Distribución y Consumo: Exploración de cómo las sociedades administran sus recursos limitados.
  7. Ciencia, Tecnología y Sociedad: Comprensión del impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad.
  8. Conexiones Globales: Conciencia de la interdependencia global y cómo afecta a las naciones y a las personas.
  9. Ideales y Prácticas Cívicas: Fomento de la participación cívica informada y responsable.
  10. Cultura: Exploración de las diferencias y similitudes entre las culturas y su impacto en las interacciones humanas.

Un profesor de secundaria en Canadá, encargado de la asignatura de estudios sociales, desarrolló un proyecto enfocado en el papel de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz. Este proyecto buscaba incentivar a los estudiantes a reflexionar profundamente y de manera constructiva sobre el respeto hacia los ciudadanos dentro de su propio país y las dificultades que enfrentan las personas en muchas naciones alrededor del mundo (Welshman, 2000). Durante los últimos cincuenta años, las Naciones Unidas han trabajado para separar a los adversarios, mantener ceses al fuego, proporcionar ayuda humanitaria, asistir a los refugiados y fomentar condiciones favorables para la democracia. Al estudiar las iniciativas de las Naciones Unidas, los estudiantes pudieron analizar valores prosociales tales como la amabilidad, empatía, cooperación, lealtad, igualdad y responsabilidad, utilizando una variedad de recursos como libros e Internet a lo largo del curso escolar.

Un profesor de secundaria en Canadá, encargado de la asignatura de estudios sociales, desarrolló un proyecto enfocado en el papel de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz. Este proyecto buscaba incentivar a los estudiantes a reflexionar profundamente y de manera constructiva sobre el respeto hacia los ciudadanos dentro de su propio país y las dificultades que enfrentan las personas en muchas naciones alrededor del mundo (Welshman, 2000). Durante los últimos cincuenta años, las Naciones Unidas han trabajado para separar a los adversarios, mantener ceses al fuego, proporcionar ayuda humanitaria, asistir a los refugiados y fomentar condiciones favorables para la democracia. Al estudiar las iniciativas de las Naciones Unidas, los estudiantes pudieron analizar valores prosociales tales como la amabilidad, empatía, cooperación, lealtad, igualdad y responsabilidad, utilizando una variedad de recursos como libros e Internet a lo largo del curso escolar.

Al introducir el tema del mantenimiento de la paz por las Naciones Unidas, el profesor preguntó a los estudiantes si alguna vez habían tenido un desacuerdo con un amigo o compañero. Tras compartir sus experiencias, explicó que en muchos casos se requiere la intervención de un mediador para solucionar el problema. Resaltó que este tipo de conflictos también es común en la política mundial, donde naciones, regiones y diversos grupos étnicos entran en desacuerdo sin tener un «profesor» que facilite la resolución. En este punto, los mediadores o pacificadores de las Naciones Unidas suelen intervenir para ayudar a resolver conflictos específicos.

el roto democra

Posteriormente, los estudiantes realizaron una sesión de lluvia de ideas sobre el trabajo de conservación de la paz realizado por la ONU, recordando la información aprendida y compartiendo sus pensamientos. Identificaron en un mapa mundial las regiones donde se estaban llevando a cabo negociaciones de paz o donde ya se había logrado.

Luego, se dividieron en cinco grupos pequeños para investigar diferentes aspectos del trabajo de conservación de la paz de las Naciones Unidas. Un grupo se enfocó en la historia de las misiones de paz, otro en la experiencia personal de los pacificadores, un tercero en la organización de las misiones, el cuarto en el rol de Canadá en el mantenimiento de la paz, y el quinto en los criterios para determinar el envío de misiones de paz. Tras formular estas preguntas, los estudiantes investigaron y presentaron sus hallazgos.

Esta metodología no solo fomentó el aprendizaje sobre un tema global crítico sino que también promovió habilidades de investigación, análisis crítico y empatía entre los estudiantes, demostrando el valor de aplicar enfoques constructivistas en la enseñanza de los estudios sociales.

Métodos constructivistas

Los métodos constructivistas en la enseñanza de estudios sociales desafían la tradición de utilizar un solo libro de texto y seguir un enfoque dirigido por el docente. En su lugar, estos métodos enfatizan el uso de diversas fuentes de información, promoviendo que los estudiantes planteen preguntas para guiar su propio aprendizaje y fomenten la colaboración entre compañeros. Este enfoque busca que los estudiantes formen sus propias interpretaciones de los hechos y las presenten para su evaluación, lo que lleva a una reflexión más profunda y una comprensión más rica de los temas sociales.

La enseñanza constructivista reconoce la importancia de los estudios sociales en la formación de estudiantes que no solo aprenden sobre la sociedad y sus complejidades sino que también se convierten en ciudadanos activos y reflexivos. Mediante la exploración profunda de temas importantes en lugar de abarcar muchos superficialmente, los alumnos logran un aprendizaje significativo y relevante para su vida dentro y fuera de la escuela.

Además, los métodos constructivistas enfatizan el pensamiento crítico acerca de los valores, ofreciendo una plataforma para que los estudiantes examinen las dimensiones éticas de temas y asuntos polémicos. Los docentes, al adoptar una postura de guías y consultores, alientan a los estudiantes a considerar perspectivas diversas, respetar posturas bien fundamentadas, ser conscientes de las diferencias culturales y comprometerse con la responsabilidad social.

En este contexto, la tecnología se presenta como un recurso valioso para enriquecer la enseñanza de los estudios sociales, proporcionando acceso a una amplia gama de materiales digitales y herramientas interactivas. Desde simulaciones que promueven la toma de decisiones hasta recursos que permiten explorar eventos históricos y geográficos de manera profunda, la tecnología facilita experiencias de aprendizaje más ricas y variadas.

La perspectiva ofrecida por Robert Bain subraya que enseñar y aprender estudios sociales, o cualquier otra disciplina, implica un pensamiento complejo y crítico, tanto por parte de los docentes como de los estudiantes. La historia y los estudios sociales, en general, no se tratan simplemente de memorizar hechos, sino de involucrarse en un proceso de interrogación, análisis y reflexión que permite comprender las diversas facetas de la sociedad humana y sus múltiples narrativas.

En resumen, los métodos constructivistas en la enseñanza de estudios sociales promueven un aprendizaje activo, reflexivo y profundo, preparando a los estudiantes para participar de manera informada y crítica en la sociedad. Estos enfoques, apoyados por el uso efectivo de la tecnología, ofrecen oportunidades para que los estudiantes exploren, cuestionen y comprendan el complejo mundo en el que viven, desarrollando habilidades esenciales para la ciudadanía activa y responsable.

Términos clave

  • Conocimiento de contenido pedagógico
  • Conocimiento experto
  • Enseñanza recíproca
  • Estudios sociales
  • Mentalidad
  • Método de enseñanza de estrategias transaccionales
  • Método de lenguaje integral
  • Método fonético

Referencias

  • Santrock, J.W. (2021) Psicología de la educación. 6th & #170; ed. adaptada a la UNED. edn. Madrid [etc.]: McGraw-Hill (McGraw-Hill Create).

Deja un comentario

cuatro × 3 =

Ir al contenido