D E M O C R A T O P I A

Deseo ofrecer una disculpa y clarificación con respecto al contenido disponible en este espacio. Es importante destacar que la naturaleza del material publicado en esta página no es original, sino que consiste en gran medida en resúmenes derivados de diversos manuales de estudio mejor o peor referenciados. Estos resúmenes varían en su grado de textualidad y en la calidad de las referencias académicas utilizadas, abarcando desde citas directas hasta interpretaciones más libres de los textos originales.

Además, es relevante mencionar que en algunos casos, estos resúmenes y contenidos son elaborados con el apoyo de herramientas de Inteligencia Artificial. Por tanto, me gustaría reiterar nuestras disculpas por cualquier confusión o malentendido que haya podido surgir debido a la falta de claridad respecto a la naturaleza y el origen del contenido en kibbutzpsicologia.com.

Delimitaciones conceptuales de la Ansiedad

Sandín (1997): Sandín et al. (2018). La ansiedad es una respuesta anticipatoria ante un peligro o amenaza futuros, caracterizado por sensaciones emocionales de aprensión e inquietud, acompañadas de manifestaciones corporales de tensión muscular y activación del sistema nervioso simpático (sudoración, taquicardia, palpitaciones, temblor, respiración acelerada, etc). El peligro o amenaza puede ser interno o externo, real o imaginario, Se trata, por tanto, de un estado emocional negativo que incluye sentimientos de inquietud, tensión, vigilancia, alarma, aprensión hacia el futuro o nerviosismo.

La ansiedad es un concepto central en psicopatología y psicología clínica y uno de los conceptos más empleados en la psicología en general. Es un componente presente en la mayor parte de los trastornos psicológicos y psicosomáticos. La ansiedad es una de las principales razones por las que las personas buscan ayuda en salud mental. Una propiedad importante de la ansiedad es su naturaleza anticipatoria. Esto quiere decir que la respuesta de ansiedad posee la capacidad de anticipar o señalar un peligro o amenaza para el propio individuo. Esto confiere a lo ansiedad un valor funcional importante, ya que posee una utilidad biológico-adaptativa. Esta utilidad se convierte en desadaptativa cuando, como en la ansiedad clínica, se anticipa un peligro irreal o inexistente. Otra característica de la ansiedad es su capacidad para motivar la conducta (motivar para la acción), preparar al organismo para acciones futuras. En este sentido, la ansiedad es algo positivo y adaptativo; por ejemplo, un cierto nivel de ansiedad puede ayudarnos a rendir más en un partido de competición deportiva. Sin embargo, un exceso de ansiedad perturba el rendimiento y puede interferir en la vida de la persona.

Ansiedad y otros conceptos afines

Barlow (1988). Identifica la ansiedad con la «aprensión ansiosa».
Barlow (1988). Sugirió que el miedo consiste en una alarma primitivo en respuesta a un peligro presente, caracterizado por elevada activación y alto afecto negativo,En cambio, la ansiedad es una combinación difusa de emociones (estructura cognitivo-afectiva) orientada hacia el futuro.
Sandín y Chorot (1991). Mientras que el miedo se caracterizaría por presentar componentes más primigenios, biológicos y en cierto modo automáticos (reacciones de alarma-defensa), y una orientación hacia el presente, la ansiedad (aprensión ansiosa) es fundamentalmente de naturaleza cognitiva y de marcada orientación hacia el futuro.

La ansiedad no debe confundirse con el estrés. El estrés es un concepto más amplio que implica un conjunto complejo de mecanismos y procesos psicobiológicos que se asocian a respuestas biológicas y psicológicas características, siendo la ansiedad únicamente una de estas respuestas. La ansiedad es una de las muchas formas de respuesta psicológica que pueden producirse en situaciones de estrés, especialmente durante las situaciones de estrés agudo (la depresión suele asociarse más a las situaciones de estrés crónico).

La angustia suele entenderse como una forma de ansiedad (p. ej., ansiedad en la que predominan las manifestaciones somáticas), aunque apenas se utiliza en la psicopatología actual, permaneciendo únicamente el concepto de ansiedad, con sus variantes somática y cognitiva. En algunos contextos actuales a veces se ha identificado el término de angustia con el concepto de distrés, contribuyendo con ello a incrementar la confusión de dicho término, ya que el distrés representa un estado de malestar emocional global producido por el estrés que implica a las emociones negativas en general (ansiedad, tristeza, miedo, disgusto, etc) y un estado de agobio o abatimiento («sentirse estresado»).

El miedo es un fenómeno equivalente al de ansiedad pero difiere de esta porque la reacción está orientada hacia el presente, es menos difusa, menos cognitiva y más primigenia (alarma primitiva), y ocurre como respuesta a un estímulo concreto (próximo o inminente). A no ser que se produzca de forma excesiva, el miedo, al igual que la ansiedad, suele ser una respuesta adaptativa para el individuo.

MiedoAnsiedad
Manifestación✅Respuesta automática.
✅Reacción de lucha-huida.
✅Respuesta universal e innata.
✅Activación autónoma.
✅Respuesta contextual.
✅Tensión, aprensión.
✅Respuesta personal.
✅Activación somático-general.
✅Tensión muscular, vigilancia.
Función✅Actuar ante una situación de emergencia próxima inminente.
✅Reacción de supervivencia.
✅Presencia de peligro real o imaginario.
✅Anticipar la posible ocurrencia de eventos negativos.
✅Reacción anticipatoria.
✅No presencia de peligro real.
✅Preparación para sucesos negativos inesperados.
PrototipoAtaque de pánico (activación de un sistema de alarma ancestral).Preocupación ansiosa (trastorno de ansiedad generalizado).
Característicos generales Emoción orientada al presente.
✅Urgencia comportamental de evitar o escapar.
✅Emoción orientada al futuro.
✅Incontrolabilidad y/o impredecibilidad sobre eventos potenciales futuros.
Substrato biológico✅Cerebro subcortical primitivo.
Amígdala.
✅Neocórtex.
✅Córtex cerebral izquierdo.
Diferencias entre ansiedad y miedo. Tomado de Sandín et al (2018).
vias nervi
Diferenciación entre las vías nerviosas correspondientes al procesamiento emocional automática y controlado (tomado de LeDoux, 1994). LeDoux subrayó la importancia de una vía nerviosa que comunica directamente el tálamo con la amígdala en las reacciones emocionales, y que puede representar un papel crucial en los procesos emocionales automáticos (no conscientes). El hecho de que se ubique en la amígdala la memoria emocional (se almacena la información primitiva), dice LeDoux, posee un enorme valor adaptativo para las respuestas de ansiedad. Los estímulos visuales (p. ej. Una serpiente) se procesan inicialmente en el tálamo, el cual transmite una información rudimentaria (de forma esquemática) a la amígdala. Esta transmisión se produce de forma casi instantánea (ya que el procesamiento exige muy poca elaboración), permitiendo un rápido cambio en la focalización de la atención y/o la emisión por el organismo de una respuesta automática de evitación/huida ante el peligro potencial. Paralelamente, la corteza visual recibe información del tálamo y lleva a cabo una representación precisa y detallado sobre el estímulo (percepción consciente de la serpiente y sus características como color, movimientos, tamaño, contexto, etc). Tal información cognitiva se transmite a la amígdala, induciendo activación autónoma y muscular.

Tento la ansiedad como el miedo pueden ser adaptativos y por tanto útiles en determinados momentos, Sin embargo, pueden ser patológicos cuando se experimentan de forma excesiva e inapropiada. Á este respecto, el miedo resulta patológico cuando se convierte en fobia. El miedo puede considerarse una respuesta normal y apropiada ante un peligro real; por ejemplo, es normal que cualquier trabajador experimente cierto miedo ante las políticas sanitarias de corte neoliberal. Sin embargo, el miedo se considera fobia cuando concurren una serie de circunstancias particulares.

El ataque de pánico consiste en una reacción súbita y aguda, de intenso miedo o malestar, que se acompaña de una serie de síntomas fisiológicos característicos (generalmente síntomas de hiperactivación autónoma; p. ej. sudoración, taquicardia) y cognitivos (p. ej, miedo a perder el control). Aparte de consistir en un miedo intenso, a veces de naturaleza inesperado, de breve duración, etc, una característica peculiar es su asociación con síntomas corporales, similares a los síntomas de hiperventilación, más que a peligros o amenazas externos.

Ansiedad, emoción y afecto

Bullis et al. (2019). Propusieron los siguientes criterios para la definir los trastornas emocionales:
✅El trastorno se caracteriza por la experiencia de emociones negativas frecuentes e intensas.
✅Existe una reacción aversiva e la propia experiencia emocional, la cual es impulsada por una evaluación negativa de la emoción y una reducida percepción de control.
✅El individuo realiza esfuerzos para reducir, escapar o evitar la experiencia emocional, bien de forma preventiva o como reacción al inicio del estado emocional negativo.
De acuerdo con estos autores, también cabría considerar como trastorno emocional otras tipos de trastornos mentales, como los trastornos alimentarios (anorexia nerviosa y bulimia nerviosa) y el trastorno de personalidad límite.

La cualidad específica de cada emoción (p. ej, tristeza o miedo) viene determinada por el significado (valoración cognitiva) del suceso, Así, por ejemplo, si el significado implica crítica o desaprobación en público por otras persones, una emoción probable es la vergüenza. Si el significado es de una amenaza presente o futura, la emoción más probable es el miedo o la ansiedad, respectivamente.

Comparado con las emociones, el estado de ánimo es algo más general y más prolongado en el tiempo (p. ej., una persona puede sentirse con ánimo decaído durante largos períodos de tiempo). Así mismo, en contraste con la emoción, el estado de ánimo no suele asociarse a desencadenantes específicos. Las emociones, en cambio, se generan en respuesta a sucesos desencadenantes y son de naturaleza más específica; por ejemplo, el miedo, la ira, los celos, etc, se producen como respuesta a estímulos concretos.

El afecto (o afectividad) es un concepto más amplio; incluye las emociones, los estados de ánimo, y las respuestas de estrés (malestar emocional o distrés). Las emociones pueden diferenciarse de los estados de ánimo y del distrés por ser reacciones más breves y por poder diferenciarse cualitativamente más allá de la distinción entre afecto positivo y afecto negativo.

Referencias

  • Belloch, Sandín, Ramos Campos, and Sandín, Bonifacio. Manual De Psicopatología. 3ª edición. Madrid [etc.]: McGraw-Hill Interamericana De España, 2020. Print.

Deja un comentario

error: Contenido protegido
Ir al contenido