D E M O C R A T O P I A

Deseo ofrecer una disculpa y clarificación con respecto al contenido disponible en este espacio. Es importante destacar que la naturaleza del material publicado en esta página no es original, sino que consiste en gran medida en resúmenes derivados de diversos manuales de estudio mejor o peor referenciados. Estos resúmenes varían en su grado de textualidad y en la calidad de las referencias académicas utilizadas, abarcando desde citas directas hasta interpretaciones más libres de los textos originales.

Además, es relevante mencionar que en algunos casos, estos resúmenes y contenidos son elaborados con el apoyo de herramientas de Inteligencia Artificial. Por tanto, me gustaría reiterar nuestras disculpas por cualquier confusión o malentendido que haya podido surgir debido a la falta de claridad respecto a la naturaleza y el origen del contenido en kibbutzpsicologia.com.

El informe de investigación

Versión 1.1

La línea recta es el camino más corto entre
dos puntos, pero no el más atractivo.

Mae West (1893-1980)

INTRODUCCIÓN

El enorme esfuerzo llevado a cabo en el proceso de investigación no tiene mucho sentido si no se divulgan sus conclusiones. La difusión de los descubrimientos procedentes de la investigación otorga, por tanto, un papel sumamente importante al informe o reporte de investigación.

FUNCIÓN DEL INFORME DE INVESTIGACIÓN

La función de cualquier informe de investigación es doble:

  • Constituye la herramienta de comunicación de los resultados obtenidos en cualquier estudio científico. El informe sirve de vehículo para transmitir los resultados obtenidos a través de la investigación, siempre que estos supongan una contribución que aporte algo a la disciplina de estudio. El progreso de toda ciencia se fundamenta en la ampliación y profundización del conjunto de conocimientos alcanzados a través del proceso investigador, tanto si los resultados obtenidos apoyan la hipótesis planteada como si la refutan. Es decir, los resultados negativos son igualmente informativos, aunque, por desgracia, todavía no suele ser habitual su publicación, dando lugar a lo que se conoce como sesgo de publicación.
  • Incrementa el conjunto de conocimientos sobre un área determinada que, a su vez, servirá de base o soporte a investigaciones posteriores. El avance de la ciencia no se produce en el vacío, los nuevos descubrimientos se basan en el conocimiento previo, de manera que estos conocimientos (plasmados en los informes de investigación) sirven de soporte a posteriores estudios. Hay que tener en cuenta que es imposible acceder a dicho conocimiento previo si este no es público.

GUÍAS GENERALES DE ESTILO DE REDACCIÓN

En la redacción del informe de investigación es preferible seguir un guion o puntos prefijados, conocidos y empleados por todos`los investigadores, o lo que es lo mismo, adoptar un estilo de redacción entendido como un acuerdo respecto a la estructura a seguir en la redacción del informe. Una de las guías más importante, aunque no la única, es el Manual de Publicaciones de la Asociación de Psicología Americana (APA). Este manual se considera como una herramienta fundamental a la hora de comunicar los resultados de una investigación, ya que en él se recogen tanto los aspectos estructurales previamente mencionados, como los formales y mecánicos que debe tener cualquier manuscrito científico, es decir, se emplea como guía de redacción del informe sobre qué contar, en qué orden y cuál es el formato que debe tener. En el año 2019 se publica la última edición del manual (7.a edición).

Normas_APA_7septima_edicion_spanish

El Manual de Publicaciones de la APA es sumamente extenso y no deja nada «al azar», llegando incluso a ser «puntilloso» (p. ej., habla de una precisión milimétrica de los márgenes, exactamente deben ser de 2,54 cm), por lo que es imposible pensar en hacer una exposición completa del mismo en un solo capítulo.

Principales normas de redacción científica:

  • El estilo CSE del Council of Science Editors (antiguo Council of Biology Editors) (2006), que se utiliza en las áreas de biología, medicina y ciencias de la naturaleza, aunque en los últimos años su uso se ha extendido al resto de las ciencias.
  • El estilo MLA de la Modern Leguage Association of America (2016, 8.a ed.), que se emplea frecuentemente en la realización de informes y trabajos de investigación en ciencias sociales, humanidades, lengua y literatura.
  • El estilo Chicago desarrollado por la Universidad de Chicago en 1906, que ha ido adaptándose a las circunstancias de la industria editorial e incorporando en cada edición los aspectos que, con la evolución tecnológica, han ido transformando el proceso editorial. Desde 2010 se encuentra a disposición del público la 16.a edición del Manual de Estilo Chicago, el cual es muy utilizado en historia, humanidades, arte, literatura y ciencias sociales.
  • El estilo Harvard elaborado en los años 50 por la Universidad de Harvard (Estados Unidos). No existe un manual oficial del estilo Harvard, sino que se trata de un término genéricamente empleado para denominar a todos aquellos estilos en los que la cita en el texto tiene formato de autor y fecha, y las referencias bibliográficas aparecen al final del documento como un listado ordenado por autor y año de publicación. En un principio se usó en el ámbito de la física y las ciencias naturales, pero posteriormente se empezó a aplicar a las ciencias humanas y sociales.
  • El estilo Vancouver del International Committee of Medical Journal Editors (ICMJE) surge tras una reunión celebrada en Vancouver, Canadá, en 1978, entre los principales editores de revistas médicas (grupo Vancouver), cuya intención era establecer unas directrices sobre el formato que debían tener los manuscritos enviados a sus revistas. Dichos requisitos se publicaron en 1979 por primera vez bajo el título de Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals. El Grupo de Vancouver creció y evolucionó hasta convertirse en el actual ICMJE, que se reúne anualmente y aún hoy se ocupa de revisar estas directrices y actualizarlas. Este estilo es el más empleado por la inmensa mayoría de revistas biomédicas.
  • El estilo APA creado por American Psychological Association (2019, 7.a ed.), es el estilo más habitual dentro de las publicaciones científicas en psicología, educación y ciencias sociales.

Algunas recomendaciones para la redacción del informe de investigación

Todo informe de investigación, independientemente de su tipología (esto es, ya sea artículo, comunicación, trabajo fin de grado (TFG), trabajo fin de máster (TFM), etc.) debe seguir unas características generales entre las que destacan la expresión ordenada, clara y precisa de las ideas que contiene, y la exposición fluida, adoptando el principio de economía de la expresión de sus argumentos (principio de parsimonia). Por tanto, la comunicación científica debe ser clara, racional, sin altibajos ni cambios bruscos, lo cual no significa necesariamente que tenga que ser monótona.

Recomendaciones sobre los tiempos verbales del informe de investigación:

  • Pretérito perfecto simple o pasado (p. ej., «Piaget demostró») y del pretérito perfecto compuesto (p. ej., «Los investigadores han empleado») en los apartados de Introducción y de Resultados estas formas verbales serán las que se emplearán principalmente.
  • Presente para invitar al lector a involucrarse, tal y como sucede en el apartado de Discusión.
  • Debemos mantener el tiempo elegido dentro de un mismo apartado, es decir, debe haber consistencia entre los tiempos verbales dentro del apartado.
  • Es preferible la voz activa a la pasiva (p. ej., es mejor decir «aplicamos la encuesta en un ambiente controlado» o «la encuesta se aplicó en un ambiente controlado» que «la encuesta fue aplicada en un ambiente controlado»), excepto si queremos destacar el objeto directo o a quien recibe la acción más que al participante que la realiza (p. ej., «los participantes fueron colocados alrededor de la mesa de debate», aquí lo importante es el lugar que ocupan los participantes, no quién les ubicó ahí).

Son múltiples las estrategias que cada autor emplea para llevar a cabo la tarea de escribir su informe de investigación. A pesar de la gran diversidad, destacamos tres estrategias, que no son excluyentes sino complementarias, y que describimos a continuación.

  • Desarrollar el texto a partir de un borrador o esquema. Esta estrategia ayuda a conservar la lógica propia de la investigación ya que permite organizar las ideas principales, definir las ideas subordinadas, al mismo tiempo que resalta las incongruencias y pone de manifiesto las omisiones.
  • Dejar a un lado el primer borrador para corregirlo pasado un tiempo. Esta estrategia permite volver a aproximarnos al texto con una actitud renovada después de haber «tomado distancia», lo que nos facilita encontrar errores y faltas que habíamos pasado por alto.
  • Pedir a algún colega que revise el documento. Con esta estrategia conseguiremos una revisión crítica del escrito. Si en lugar de un colega que revise el informe contamos con dos, mejor, puesto que se asemeja más al proceso de revisión por pares de las revistas científicas. El proceso de crítica, por supuesto constructiva, es un excelente mecanismo de mejora de nuestro trabajo.

ESTRUCTURA ESTÁNDAR DEL INFORME DE INVESTIGACIÓN

Apartados del informe:
✅Título, autor/es y su filiación/es, y nota de autor
✅ Resumen (y Abstract)
✅ Introducción
✅ Método
✅ Resultados
✅ Discusión
✅ Referencias bibliográficas
✅Apéndices y Materiales suplementarios (si los hay)

A pesar de las posibles individualidades de cada metodología, hay una estructura común a casi todo informe de investigación que incluye los apartados que aparecen en el cuadro lateral. Cuatro de estos apartados son considerados
esenciales en el informe y contienen las respuestas del autor a una
serie de preguntas. En concreto, la Introducción responde a Qué se hizo y Por qué se hizo, el Método a Cómo se hizo, los Resultados a Qué se encontró y la Discusión da respuesta a la pregunta Qué significado tienen los resultados obtenidos.

Los artículos divulgativos (p. ej., una nota de prensa sobre un nuevo tratamiento psicológico para abordar los problemas de sobrepeso) tienen un formato de presentación distinto, más sencillo, donde se exponen las ideas generales del estudio y sus repercusiones en la vida social o cotidiana de las personas, pero sin mostrar los resultados de forma matemática, sin emplear lenguaje técnico, etc.

Título, autores, filiación y nota de autor

Posiblemente el título es una de las secciones más importantes del informe puesto que va a ser una de las más leídas. El título indica el objetivo de la investigación, es decir, responde a la pregunta «de qué trata el estudio», por lo que debe contener las principales variables (dependiente/s e independiente/s) implicadas en la investigación, ser breve (entre 10 y 12 palabras) y conciso (no proporcionar más información de la necesaria). La información relativa al autor (o autores) y su filiación, es decir, su nombre y la institución a la que pertenece (universidad, instituto o empresa). Respecto a los nombres, primero aparece el nombre completo y luego el apellido. El orden de aparición de los autores en el manuscrito está en función de su grado de contribución en el trabajo. Por otro lado, la filiación se identifica con el centro al que está vinculado el autor cuando la investigación se lleva a cabo (p. ej., Universidad de Oviedo, Asturias).

primera hoja publicacion
Ejemplo de la primera hoja de un manuscrito profesional. Tomado de Quintanilla Cobián, Laura. Fundamentos De Investigación En Psicología. 2ª Ed. [adaptada a 7ª Ed. Normas APA]. ed. Madrid: Universidad Nacional De Educación a Distancia, 2020. Print. Grado (UNED) ; 6201104.

Resumen y abstract

Consta de un párrafo (de entre 150 a 250 palabras) que contiene información sobre:

  1. El problema que se investiga.
  2. El método empleado, incluyendo las características de los participantes, las pruebas y aparatos utilizados, y el procedimiento de recogida de datos.
  3. Los principales resultados.
  4. Las conclusiones.
corrupcio
Tomado de Jiménez González, J. L. (2013). Corrupción local en España. Cuadernos económicos de ICE, 85, 23–42. https://doi.org/10.32796/cice.2013.85.6050


Habitualmente toda la información requerida en el resumen va en un único párrafo, pero cada vez son más las revistas que solicitan el resumen estructurado, es decir, donde se incluyen explícitamente los apartados de: Objetivo, Método, Resultados y Conclusiones.

Introducción

En esta sección del informe se describe, de manera general, el problema que se aborda en la investigación, es decir, se responde a las cuestiones Qué se hizo y Por qué se hizo. Para ello, se citan aquellos estudios relacionados con el problema pero que, de momento, no han sido suficientes para responder a la pregunta de investigación, por lo que esta sigue sin tener respuesta.

La redacción de la Introducción no debe plantearse como un reflejo de todo el conocimiento relativo al tema de estudio, sino como la forma de trazar la «línea argumental» que parte de determinados estudios previos, preferiblemente recientes, y que nos lleva hasta la situación actual donde nos encontramos. Al final de este apartado de Introducción se deben expresar formalmente los objetivos y las predicciones o hipótesis sobre los resultados de la investigación, concluyendo siempre el apartado en un último párrafo con los objetivos de la investigación.

Tanto los objetivos como las hipótesis se deben presentar en términos operativos, para lo que se deben definir de forma clara e inequívoca las variables implicadas en dichas predicciones o hipótesis, pero sin entrar en detalles técnicos sobre cómo se plantea la situación de prueba o de evaluación, lo que se hará en el apartado de Método. Debemos citar las contribuciones de otros autores que nos han ayudado al entendimiento del problema de estudio de nuestra investigación, lo cual se realiza principalmente de dos formas:

  • Comentando el contenido de estos y citándolos pero sin reproducirlos literalmente. Tenemos que tener en cuenta que la APA utiliza un sistema de citas «autor, año de publicación» empleando diferentes formas. Es importante señalar que los trabajos dentro de la cita múltiple se ordenan alfabéticamente (por el primer autor), pero se debe respetar el orden de aparición de los autores con el que se publicó cada uno de ellos. El orden de aparición de los autores en un artículo suele relacionarse con la responsabilidad de cada uno de ellos en el proceso de elaboración del trabajo (el primer autor suele ser aquel que ha tenido una mayor implicación), aunque también puede hacerse atendiendo a otra serie de criterios. Por tanto, este orden de aparición de los autores para cada uno de los trabajos citados o referenciados viene establecido de antemano por los propios autores, y no se puede modificar al citarlos. Lo que hacemos es ordenar las referencias a los distintos trabajos en función del nombre del primer autor de cada uno de ellos.

Cuando se dice que los autores deben aparecer por orden alfabético se refiere al orden en la lista de referencias de las publicaciones. Por ejemplo:

Pelegrina, M. y Salvador, F. (1999). La investigación experimental en psicología. Fundamentos científicos y técnicas. Ediciones Aljibe.

Poling, A. y Grossett, D. (1986). Basics research designs in applied behavior analysis. En A. Poling y R. W. Fuqua (Eds.).Research Methods in Applied Behavior Analysis. Issues and Advances. Plenum Press.

En este caso, Pelegrina y Salvador, siguiendo el orden alfabético, debe ir antes que Poling y Grossett. Pero dentro de una misma publicación, el orden de los autores no es alfabético, sino que normalmente está en función de su relevancia o aportación en la publicación, o por acuerdo entre a los autores. Por ello, en el ejemplo que hemos puesto, Poling va antes que Grossett.

Equipo Docente.
  • Realizando una referencia con reproducción literal de contenido de los trabajos fuente. Las citas literales siguen el formato «autor, año de publicación, página/s», es decir, además del apellido/s del autor/es y del año de publicación, se incluye la/s página/s de dónde se ha extraído la información. Las palabras o frases omitidas se reemplazan con puntos suspensivos (…). Las citas de menos de 40 palabras se insertan en el texto entre comillas dobles, pudiendo aparecer en mitad de la frase o al final de la misma.
Algunos ejemplos para citar a autores en el texto*
Con el/los apellido/s del autor/es del trabajo y el año de publicación entre paréntesis.…. Existen tres patrones de asociación temporal diferentes entre la soledad y la actividad del eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal en adultos jóvenes: momentáneas, cotidianas y de rasgos (Doane y Adam,2010).
Con el/los apellido/s del autor/es en el texto y el año de publicación entre paréntesisSegún el trabajo de Doane y Adam (2010), existen tres patrones de asociación temporal entre soledad y actividad del eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal en adultos jóvenes…
Con el/los apellido/s del autor/es y el año en el texto.En 2010, Doane y Adam encontraron tres patrones de asociación temporal entre soledad y actividad del eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal en adultos
jóvenes…
*Es importante señalar que únicamente aparece el apellido/s del autor/es del trabajo, pero no las iniciales del nombre. En las citas de varios autores en el texto (fuera de paréntesis), no se debe utilizar el símbolo «&» (denominado ampersand) como sustituto del «y» o el «and». El uso del símbolo «&» está restringido para las referencias entre paréntesis o en el listado de referencias finales, si bien en los textos escritos en español siempre es preferible el uso de la «y» incluso en estos casos.

Método

Una buena redacción del Método servirá para que otros investigadores puedan replicar el estudio, además de facilitar la evaluación de la calidad de este. Es habitual dividir este apartado en subapartados. Por lo general, se incluye una sección con la descripción de los participantes, otra sección que describe los instrumentos y materiales o aparatos utilizados, y una tercera referida al procedimiento del estudio. La Información que se incluye se centra en la descripción de cómo se llevó a cabo el estudio: los procedimientos de muestreo y el tamaño y precisión de la muestra, las medidas realizadas y los instrumentos (incluyendo las propiedades psicométricas de los instrumentos utilizados), y la forma de realización del estudio (instrucciones, condiciones experimentales, tareas, etc.).

Participantes

En este subapartado se aporta la información necesaria sobre las personas o animales que participaron en la investigación: quiénes; cuántos; a qué población pertenecen; cómo se seleccionaron; cuáles fueron los criterios de inclusión/exclusión para formar parte del estudio; en el caso de personas, sus características sociodemográficas de interés para el estudio (edad, sexo, nivel de estudios, etc.); etc.

Materiales/aparatos/instrumentos

En este subapartado se detalla el equipamiento utilizado, es decir, se describen los aparatos (p. ej., equipos mecánicos) o materiales (p. ej., cuestionarios y test) utilizados, así como su papel en la investigación (justificación de su utilización). Si los instrumentos utilizados son nuevos (p. ej., se ha diseñado un cuestionario ex profeso para la investigación) se deben describir de forma exhaustiva e independiente, pudiendo incluso recurrir a un anexo para presentar la prueba. Si, por el contrario, se trata de materiales conocidos, basta simplemente con nombrarlos.

Procedimiento

En este subapartado se describe paso a paso cómo se realizó la investigación, desde el principio hasta el final, de forma cronológica. Debe facilitarse información de aspectos fundamentales del estudio respecto a su organización y estrategias de control aplicadas. Aspectos como la descripción de cómo eran las condiciones experimentales, cómo se asignaron a los participantes o cómo se controló el orden de presentación de las condiciones, si las evaluaciones se llevaron a cabo de forma individual o en grupo, cuál fue el intervalo entre sesiones, etc.

Resultados

En esta sección se muestran los datos obtenidos de forma resumida, ya que los datos en bruto no se incluyen en el informe de investigación propiamente dicho. Por ello, y para presentar los resultados más relevantes del estudio recurrimos:

  • Estadística descriptiva (p. ej., índices de tendencia central y de dispersión, como son la media y la desviación típica) que nos sirven para resumir los datos.
  • Estadística de contraste o inferencial que nos permite contrastar la hipótesis y nos aporta información sobre la existencia, o no, de diferencias o relaciones significativas entre las variables.

Es deseable el uso de tablas y figuras (diagramas, gráficos, etc.) para mejorar la claridad expositiva del apartado Resultados, pero estas no son «autosuficientes», en el sentido de que es necesario resaltar en el texto los datos más relevantes o significativos que aparecen en ellas. Las tablas y gráficos son recursos complementarios, pero no sustitutivos, de lo que expresamos con palabras. Por lo tanto, hay que recordar que cuando se empleen estos recursos deben ser comentados brevemente en el texto y no introducidos en el documento sin ninguna explicación.

Los resultados de la investigación deben incluirse en el apartado de Resultados, y no hablar de ellos en otros apartados como la Introducción. Sin embargo, el apartado de Resumen, como su nombre indica, es un resumen que contiene la información más relevante de la investigación y esto incluye una mención a los resultados principales encontrados en la misma.

Equipo Docente.

Discusión

En el apartado Discusión se debe aportar una interpretación a los resultados o hallazgos. Se puede comenzar resumiendo los principales hallazgos del trabajo, describiendo cómo estos apoyan o no las hipótesis originales (planteadas en la sección de Introducción). Si los resultados no apoyan las hipótesis planteadas, también debe quedar reflejado en este apartado, es decir, no solo se habla de los resultados esperados o favorables sino también de los que no son acordes con dichas hipótesis. Es importante que comentemos las semejanzas y diferencias de los resultados con los de otras investigaciones previas sobre la misma temática, intentando dar una explicación constructiva. No es conveniente añadir nuevos estudios en este apartado, sino que es preferible basarnos en los citados en la Introducción, aunque se podría incluir, de forma excepcional, alguna nueva referencia si la argumentación planteada la hace necesaria.

Antes de exponer las conclusiones es recomendable hacer mención a las limitaciones del estudio, es decir, hay que llevar a cabo un análisis crítico que tenga en cuenta: las diferencias entre la población objetivo y la muestra (cuestiones relativas a la generalización, o validez externa, de los resultados); el grado de aplicabilidad a otras circunstancias no incluidas en el estudio; qué resultados se midieron y cómo se hizo (en relación con otras medidas que podrían haberse utilizado); el período de tiempo transcurrido entre el final de la intervención y la medición de los resultados (pudiera ser que los hallazgos no se mantengan a lo largo del tiempo), etc.

Referencias bibliográficas

Las referencias se escriben en una página aparte, después de la Discusión. En líneas generales, se pueden describir una serie de pautas a seguir a la hora de redactar la lista de referencias bibliográficas:

  • Las referencias deben aparecer una debajo de otra, con sangría francesa y ordenadas alfabéticamente según el apellido del primer autor o editor, siguiendo el formato Apellido del autor, Inicial/es de su nombre (p. ej., Bandura, A.).
  • Las referencias de un mismo autor se ordenan en función del año de publicación, apareciendo primero la más antigua.
  • Si el autor es una razón social, hay que ordenar la referencia de acuerdo a la primera palabra significativa de su nombre (p. ej., The British Psychological Society, se ordenará por la «B»).
  • Si la obra referenciada es de dos autores, estos se escriben con el mismo formato (Apellido del autor, Inicial/es de su nombre), pero unidos por una «y» si la obra está en castellano o bien por un «and» o por el símbolo «&» (denominado ampersand) si la obra está en inglés, es decir, en una obra escrita en castellano las referencias escritas en el texto se pondrían con «y», aunque sean de autores extranjeros (p. ej., «En el trabajo de Cabeza, Anderson, Locantore y McIntosh (2002) se señala que …»), mientras que cuando el texto está redactado en inglés, el nexo a emplear es «and». El uso del símbolo «&» está restringido para las referencias entre paréntesis en el cuerpo de texto o en el listado de referencias bibliográficas, si bien en los textos escritos en castellanol siempre es preferible el uso de la «y» incluso en estos casos.
  • Si la obra está escrita por tres o más autores, se enumeran separados por comas (en el orden que se haya establecido en la publicación original), salvo el último, quien se asocia a sus colegas por la «y» o por «and» o «&» (en función de que la obra se escriba en castellano o en inglés). Hasta 20 autores se deben incluir los apellidos y las iniciales de todos ellos. Si el trabajo es de 21 autores o más, se reflejarían los 19 primeros, se añadiría un paréntesis con puntos suspensivos (…) y luego, sin incluir nexo alguno, se pondría el apellido e iniciales del último autor.
Algunos ejemplos para citar a autores en el texto*
Artículo en publicación periódica (revistas).✅ El formato general para referenciar publicaciones periódicas como revistas, periódicos, etc. es: Autor, A. A., Autor, B. B., y Autor, C. C. (año de publicación). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), páginas. https://doi.org/xxxxxxxxxxxxxx
Ejemplo de artículo:
Hawkley, L. C., y Kocherginsky, M. (2017). Transitions in loneliness among older adults: A 5-year follow-up in the national social life, health, and aging project. Research on Aging, 40(4), 365-387. https://doi.org/10.1177/0164027517698965


✅ Para artículos en formato electrónico, en el caso de no tener DOI asignado al contenido pero poderse recuperar de Internet debemos incluir la dirección URL de la revista, sin necesidad de incluir «Recuperado de http://www.xxxxxxxxxxxxx»
Ejemplo de artículo de formato electrónico sin DOI:
Martín, M. J., Gómez, I., y Garro, M. J. (2012). Teoría de la mente en un caso de autismo: ¿cómo entrenarla? Psicothema, 24(4), 542-547. http://www.psicothema.com/psicothema.asp?id=4051


Es importante fijarse en los signos de puntuación que separan cada apartado, así como en el tipo de letras de cada uno de ellos (p. ej., el nombre de la revista y el volumen de la misma aparecen en cursiva, pero si la publicación tuviera también número este no iría en
cursiva).
Libro✅El formato general para referenciar libros en versión impresa (dentro de los que se incluyen enciclopedias, diccionarios, etc.) es:
Autor, A. A. (año de publicación). Título del libro. Editorial.
Ejemplo de libro:
Coolican, H. (2018). Research Methods and Statistics in Psychology (7th Ed.). Routledge.

✅Si se trata de la versión electrónica del libro impreso o de libros solo disponibles en formato electrónico los referenciamos así:
Autor, A. A. (año de publicación). Título del libro. http://www.xxxxxxxxxxxxx
Autor, A. A. (año de publicación). Título del libro. https://doi.org/xxxxxxxxxxxxxxxxx
Fíjese en que en este tipo de publicaciones lo que aparece en cursiva es el título del libro.
Capítulo de libro✅El formato general para referenciar capítulos de libro es:
Autor, A. A., y Autor, B. B. (año de publicación). Título del capítulo. En A. Editor, B. Editor y C. Editor (Eds.), Título del libro (pp. xxx-xxx). Editorial.
Ejemplo de capítulo de libro:
Salthouse, T. A. (2017). Neural Correlates of Age-Related Slowing. En R. Cabeza, L. Nyberg y D. Park (Eds.), Cognitive Neuroscience of aging: Linking Cognitive and Cerebral Aging (pp. 259-272). Oxford University Press.

✅Si se trata de la versión electrónica del libro impreso o de libros solo disponibles en formato electrónico los referenciamos así:
Autor, A. A., y Autor, B. B. (año de publicación). Título del capítulo. En A. Editor, B. Editor y C.
Editor (Eds.), Título del libro (pp. xxx-xxx). http://www.xxxxxxxxxxxxx
Autor, A. A., y Autor, B.B. (año de publicación). Título del capítulo. En A. Editor, B. Editor y C.
Editor (Eds.), Título del libro (pp. xxx-xxx). https://doi.org/xxxxxxxxxxxxxxxxx
En los capítulos de libro, lo que aparece en cursiva es el título del libro propiamente dicho, no el del capítulo.
Forma de citar artículos, libros y capítulos de libros.

Si un autor tiene más de una publicación en un año, ¿en función de qué se añade una letra después del año de publicación? En cuanto a señalar varios estudios de un único autor publicados en el mismo año añadiendo una letra al lado del año de …


Cuando son publicaciones distintas pero de los mismos autores y mismo año, la letra (a, b, c) se asigna en función del orden aparición en el texto, es decir, la cita reflejada antes en el texto tendrá la letra “a” añadida al año de publicación y la siguiente la “b”.

Equipo Docente.

Apéndices y Materiales suplementarios

A veces, cierto material relevante para el estudio, aunque prescindible, puede no encajar bien en ninguno de los apartados del informe, ser excesivamente extenso o distraer al lector si se añade en el cuerpo del manuscrito. En estos casos, dicho material puede incluirse en los apartados denominados Apéndices (si se trata de la versión impresa del manuscrito) y Materiales suplementarios (si se trata del archivo complementario de la versión en línea). Aunque en muchos entornos los términos Apéndices y Anexos se usan de forma indistinta, conviene ser consciente de que Apéndice identifica a aquellos materiales elaborados por el propio autor del manuscrito mientras que Anexos se usaría para los materiales suplementarios que no han sido elaborados por él.

CASOS «ESPECIALES»

Múltiples experimentos. En ocasiones, en un único manuscrito se presentan varios estudios, para lo cual es importante que el razonamiento, la lógica y el método de cada estudio queden claramente explicados. La principal característica es que consta de unos apartados comunes a todos los estudios, concretamente el de Introducción, el de Método general y el de Discusión final, pero después de cada etiqueta o encabezado identificativo de cada estudio (p. ej., Estudio 1, Estudio 2, etc.) aparecen las subsecciones de Método, Resultados y Discusión (entendida como una breve discusión específica para ese experimento concreto) que hacen referencia a cada uno de ellos.

Meta-análisis. Debe informase sobre los procedimientos cuantitativos empleados para combinar los resultados de los distintos estudios que conforman el meta-análisis, y obtener así un tamaño del efecto global. Además, se deben señalar cuáles son los trabajos que han formado parte de dichos análisis identificándolos, dentro del apartado de Referencias bibliográficas, mediante un asterisco delante de la referencia. Para ello, se insertará en el apartado Referencias bibliográficas el siguiente párrafo «Las referencias marcadas con un asterisco indican que esos estudios fueron incluidos en el meta-análisis» Por tanto, estas referencias señaladas como parte sustancial del meta-análisis no tienen necesariamente por qué estar citadas en el texto.

quant-table-9

Estudios cualitativos. Debido a que en los últimos años ha aumentado el reconocimiento y la importancia de los estudios cualitativos, la actualización en abierto de 2018 del Manual de Publicaciones de la APA planteó por primera vez la redacción de normas para este tipo de estudios. A pesar de intentar establecer ciertos criterios, recomiendan permitir la flexibilidad en los estilos de presentación de estos informes para preservar y respetar las tradiciones de la investigación cualitativa.

ASPECTOS FORMALES Y MECÁNICOS

  • Aspectos formales.
    • Tipo de letra: Se recomienda utilizar una tipología similar a Times New Roman de 12 puntos, a Calibri de 11 puntos o a Arial de 11 puntos, puesto que mejoran la lectura, reduciendo la fatiga visual.
    • Espacios: El interlineado debe ser doble, es decir, se deja una línea completa en blanco entre cada línea de tipografía en la página.
    • Márgenes: Deben dejarse márgenes uniformes de, al menos, una pulgada (2,54 cm) en la parte superior, inferior, derecha e izquierda de cada página.
  • Aspectos mecánicos. Hacen referencia al estilo editorial.
    • Uso de cursivas y abreviaturas: Las palabras en cursiva se utilizan poco, solamente para: la presentación de un término nuevo (p. ej., serendipia); las letras utilizadas como símbolos estadísticos o variables algebraicas (p. ej., prueba t de Student), excepto cuando son letras griegas; y en las referencias bibliográficas, para hacer mención a los títulos de libros o al nombre de la revista y su volumen. La APA recomienda el uso moderado de abreviaturas ya que, aunque pueden resultar útiles para los términos técnicos largos, muchas veces afectan a la comunicación (p. ej., cuando la abreviatura es desconocida para el lector). Para que esto no suceda, debemos escribir el término completo la primera vez que aparece en el texto, e inmediatamente después anotar su abreviatura entre paréntesis, para así poder emplear dicha abreviatura posteriormente en el texto sin mayor explicación. La APA también permite el uso de abreviaturas y acrónimos (p. ej., ANOVA) y las referentes a unidades de medida y de tiempo (p. ej., cm, Hz, ms, W, etc.).
  • Números y material estadístico. La regla general que gobierna el estilo APA para el uso de números es la de utilizar la expresión numérica cuando nos referimos a cantidades iguales o mayores de 10, y emplear palabras para expresar números menores de esa cantidad. El material estadístico y matemático se puede representar en el texto de diversas formas, pero como regla general:
    • si tiene 3 números o menos, se usa un enunciado.
    • si tiene entre 4 y 20 números, se emplea una tabla.
    • si cuenta con más de 20 números, es preferible utilizar un gráfico o figura.
  • Tablas. La principal ventaja de las tablas es que permiten presentar gran cantidad de información en un espacio reducido, pero deben reservarse para datos cruciales, relacionados directamente con el contenido, y para simplificar un texto que, si incluyese todas las cifras, sería demasiado denso. En general, las tablas contienen datos cuantitativos que complementan el texto. Deben ir numeradas en el orden en que se mencionan por primera vez en el texto y tener un título breve pero claro y explicativo en la parte superior de la tabla. Deben evitarse los bordes verticales, empleando solo los horizontales. Es importante señalar que no se debe cortar y pegar directamente en el documento las tablas obtenidas en la salida de resultados de los programas informáticos empleados para llevar a cabo los análisis de datos. Normalmente, estas salidas contienen más detalles de información de lo que es necesario aportar en el informe, por lo que deben ser editadas para proporcionar únicamente la información requerida. Interpretan que cortar y pegar directamente este material produce una mala impresión, de dejadez y poco esmero en la elaboración del informe.
tablas
  • Figuras. Cualquier tipo de ilustración distinta a una tabla se denomina figura. Por tanto, una figura puede ser: un diagrama, un gráfico, una fotografía, un dibujo u otro tipo de representación. Todas ellas comparten una serie de estándares para ser consideradas buenas figuras, entre los cuales destacan: la sencillez y claridad; el enriquecer el texto sin duplicarlo; el comunicar solo hechos esenciales; el omitir los detalles que visualmente nos pueden distraer; y el ser fácil de leer.

TIPOS DE INFORMES DE INVESTIGACIÓN

  • Informes de difusión o divulgación: orientados a lectores no expertos en el área, es decir, al público en general; cuyas características principales son el uso de lenguaje comprensible para cualquier persona con un nivel educativo medio, y su estructura abierta, esto es, que no sigue unos apartados específicos en su exposición.
  • Informes científicos: enfocados al público experto en la temática, que utilizan la jerga o tecnicismos propios del área sobre la que versan, y cuya estructura está previamente prefijada y es conocida por la comunidad científica.
    • Tesis y proyectos de fin de carrera o tesinas. Se caracterizan por la precisión y el detalle con que se describe el proceso de investigación, siendo también de suma importancia el marco conceptual y, por tanto, la revisión bibliográfica previa en la cual se basan.
    • Ponencias y comunicaciones orales. Se centran principalmente en los objetivos, método, resultados y conclusiones, siendo destacable que, en su presentación, el ponente suele utilizar medios audiovisuales (vídeo, presentaciones por ordenador, etc.), lo que permite una mejor comprensión del contenido.
    • Artículos publicados en revistas especializadas. Suelen ser breves (15-20 páginas). Los apartados de Introducción y Método no son muy extensos, mientras que los dedicados a los Resultados y la Discusión son los más destacados. Los artículos de revistas científicas suelen contener estudios empíricos, pero también pueden ser artículos de reseñas o recensión, artículos teóricos, artículos metodológicos, estudios de casos u otro tipo de artículos (APA, 2019).

Referencias

  • Quintanilla Cobián, Laura. Fundamentos De Investigación En Psicología. 2ª Ed. [adaptada a 7ª Ed. Normas APA]. ed. Madrid: Universidad Nacional De Educación a Distancia, 2020. Print. Grado (UNED) ; 6201104.

Deja un comentario

20 + 14 =

Ir al contenido