Ambientes invalidantes

Se considera a un espacio o ambiente Invalidante cuando se trata de un contexto donde la enseñanza de Habilidades de Regulación Emocional es “inadecuada” y los aprendizajes que se producen son disfuncionales o erráticos. El contexto invalidante se refiere a un contexto en el que sistemáticamente se responde de forma errática e inapropiada a las experiencias privadas manifestadas, especialmente durante la infancia. En los ambientes invalidantes es común que se responda a la comunicación de preferencias o gustos, pensamientos y emociones con respuestas disonantes y/o incongruentes. Puede ponerse el caso del niño que cuando llora se le indica que «deje de ser dramático y llorón» en lugar de proporcionarle comprensión y calma con el fin de buscar la razón de su comportamiento.