Análisis y evaluación lógica

Consiste en enseñar al usuario a utilizar los principios de la lógica (razonamiento deductivo) para analizar y modificar creencias irracionales. Por ejemplo: si una persona concluye que es profesionalmente incompetente, se trata de analizar la validez de las premisas mediante las cuales ha llegado a esta conclusión:

– Para ser profesionalmente competente hay que saber manejar bien el ordenador.

-Cuando se me bloquea el ordenador nunca sé qué puedo hacer para desbloquearlo.

– Luego «soy profesionalmente incompetente».

En este caso, se trata de mostrar que la premisa mayor de la que se parte no es universalmente verdadera y, por tanto, la conclusión a la que llega, a pesar de ser correcto el razonamiento, puede ser falsa. Se pueden pedir ejemplos y ofrecerlos de personas muy competentes que no tienen muchos conocimientos de ordenador y otras que, sabiendo mucho de
ellos, no realizan bien su trabajo.


.