Anomia fonológica

En este tipo de anomia los pacientes tienen dificultades para acceder a las representaciones fonológicas por lo que cometen errores de sustitución, omisión, adición, etc. de fonemas. Estos pacientes producen a veces tanta distorsión en las palabras, que lo que dicen no se parece a ninguna palabra conocida.

Se cometen errores de omisión, sustitución, adición, intercambios, etc., de fonemas (p. ej., «armanio» por «armario», «cabalozo» por «calabozo» o «catel» por «cartel»).