Inhibición recíproca

El mecanismo de inhibición recíproca supone que la exposición repetida al estímulo evocador de la ansiedad, manteniendo una respuesta incompatible con la respuesta de ansiedad (p.ej. relajación), llevaría a la disminución o eliminación del miedo aprendido. No obstante, subsecuentes estudios han mostrado que la desensibilización se produce independientemente de la presencia de la respuesta de relajación durante la exposición, poniendo en entredicho la explicación de la reducción del miedo mediante el mecanismo de inhibición recíproca.