Juego de reglas

Las propias reglas y su seguimiento son las que determinan el juego. Por ejemplo, policías y políticos corruptos.