Oración

La sintaxis se refiere a un nivel de organización superior que permite combinar las palabras para formar oraciones. En realidad, las oraciones constituyen la verdadera unidad de significado del lenguaje humano. Nadie emplea simplemente una palabra para comunicarse, sino que, como mínimo, realiza un acto predicativo, dice algo sobre algo, y esto sucede en la oración.

Todas las lenguas del mundo se basan en la oración como elemento clave de comunicación, y en todas ellas la oración básica se compone de una estructura binaria formada por un sintagma nominal y un sintagma verbal. El sintagma nominal contiene al menos un nombre, que es generalmente el sujeto de la oración, y el sintagma verbal contiene al menos un verbo y actúa como predicado de la oración.

Todo hablante es capaz de discriminar si una serie de palabras forman una oracio?n gramaticalmente correcta en su lengua. De hecho, los lingu?istas se valen de esto para inferir la grama?tica de una lengua nueva que pretenden conocer, a trave?s de preguntas a los hablantes nativos. De los dos ejemplos siguientes, cualquier castellanoparlante sabe que el primero, aunque sea absurdo y contradictorio, constituye una oracio?n posible (gramatical) en el idioma, mientras que el segundo no lo es:

  • Las blancas calamidades gritaron silenciosamente.
  • Los desde estropeo? cuando piedras el mismo.

Es incluso posible extraer la estructura sinta?ctica de una oracio?n sin conocer el significado de las palabras. En el siguiente ejemplo, tomado de Belinchon et al. (1992), tenemos una «oracio?n» formada por «palabras» inventadas:

  • Los opilorios escrandaron fildamente a los plandiscos avistosos.

Si nos preguntan por el sujeto, no tenemos la menor duda: los opilorios; el resto es el predicado. Podemos montar la estructura sinta?ctica completa de esta «oracio?n». Tambie?n podemos establecer sus propiedades morfosinta?cticas: «opilorios» y «plandiscos» son sustantivos comunes, «escrandaron» pertenece al verbo «escrandar» de la primera conjugacio?n (yo escrando, tu? escrandas, e?l escranda, nosotros escrandamos…), «fildamente» es un adverbio de modo, «avistosos» es un adjetivo calificativo masculino plural. Sin necesidad de consultar significados en nuestro le?xico mental, el lenguaje suministra suficientes pistas (palabras de funcio?n y terminaciones) para poder construir la estructura sinta?ctica.