Reforzamiento diferencial de conducta incompatible

El reforzamiento diferencial de conducta incompatible (RDI) es un procedimiento en el cual se identificaría una conducta que es incompatible con, o que no puede ocurrir al mismo tiempo de, la conducta problema. El enfoque está en reemplazar la conducta problema por una conducta incompatible. P. ej., una usuaria que pide las cosas a gritos, alabarle cuando las pide con voz normal y la ignoramos cuando grita.