Técnica de reatribución

La llamada técnica de reatribución de síntomas de Goldberg et al. (1981), fue diseñada para tratar en atención primaria (AP) somatizadores dispuestos psicológicamente, no abiertamente hostiles y con síntomas leves o de corta duración. Desde la primera entrevista, pretende poner en contacto al paciente con los determinantes o los desencadenantes psicosociales de los síntomas. Se ha comprobado que esta técnica es utilizable en atención primaria y que mejora la entrevista con los pacientes, pero su eficacia terapéutica no está probada en casos graves. Se aplica en 3 fases:

  • FASE I. EVALUACIÓN COMPRENSIVA
    • Historia completa de los síntomas.
    • Factores emocionales.
    • Factores sociales y familiares.
    • Creencias acerca de la salud.
    • Examen físico focal.
  • FASE II. AMPLIACIÓN DE LOS TEMAS
    • Exposición de los resultados de la exploración.
    • Subrayar la realidad de los síntomas.
    • Reformular las quejas y relacionar.
  • FASE III. EXPLICACIONES SIMPLES
    • Tres fases de la ansiedad (emocional, fisiológico, somático).
    • Disminución del umbral del dolor por depresión.
    • Demostración práctica:
      • Relación con acontecimientos vitales
      • Aquí y ahora
      • Mediante mecanismos de proyección o identificación

Tomado de: Caballero, Martínez, L. Trastornos neuróticos secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos (VI). Trastornos somatomorfos. https://psiquiatria.com/tratado/cap_21.pdf