INTRODUCCIÓN TRASTORNOS DEL LENGUAJE

Marshall y Newcombe (1973). Publican un artículo sobre dislexias adquiridas como consecuencia de lesión cerebral. Describen tres tipos de dislexias con diferentes síntomas: Visual; Superficial y Profunda. Interpretaron los síntomas a partir de los modelos de lectura derivados del estudio de lectores normales y concluyeron que el procesamiento lector en los disléxicos era el mismo, solamente que los pacientes tenían dañado alguno de sus componentes. Se considera el inicio de la neuropsicología cognitiva.

Es importante entender qué mecanismos fallan en las personas que sufren trastornos del lenguaje como consecuencia de algún daño cerebral, sea producido por un accidente puntual (un traumatismo, un accidente cerebrovascular, un tumor, una infección vírica, etc.) o por un deterioro progresivo como consecuencia de alguna enfermedad neurodegenerativa (Alzheimer, Parkinson, etc.). Estos trastornos del lenguaje se denominan afásicos. Los trastornos afásicos tienen gran interés debido a que permiten poner a prueba los modelos del procesamiento lingüístico y cognitivos elaborados en los laboratorios a partir de sujetos sanos. Ello dio origen a la neuropsicología cognitiva.

Conceptos clave:

  • Velocidad. Los procesos lingüísticos ocurren a gran velocidad y en algunos pacientes ciertas operaciones presentan grandes dificultades y ocurren muy despacio, permitiendo una mejor observación.
  • Disociación. Es la prueba concluyente de que existe una separación de procesos y que pueden ser afectados de forma selectiva. Un paciente puede realizar la tarea A, pero no la tarea B. Si además tenemos otro paciente que presenta el patrón contrario, se habla de disociación doble entre los procesos A y B.
  • Disociación doble. En el caso de disociaciones dobles se demuestra la independencia de determinados componentes del sistema del procesamiento lingüístico.

Con la metodología de la disociación doble fue necesario reformular los modelos para adaptarlos a los nuevos datos. Con el modelo de doble ruta que explicaba la división de dislexias en visual, superficial y profunda se pronosticó la existencia de otra lesión que afectaría a la vía subléxica y que afectaría a la lectura de palabras desconocidas y de baja frecuencia, como efectivamente luego se publicó un caso por Beauvois y Derouesné en 1979, con estos síntomas y que se denominó dislexia fonológica

Esta metodología, además del interés teórico y elaboración de modelos, tiene aplicaciones prácticas en el diseño de programas de rehabilitación. El capítulo no se centra en la tipología clásica de los trastornos (afasia de Broca, afasia de Wernicke, afasia de conducción …), sino en explicar y entender por qué se produce un síntoma determinado, independientemente del síndrome en el que se pretende encajar, como ejemplo ¿por qué no se puede nombrar la categoría de seres vivos y nombrar la de objetos inanimados?

Captura de pantalla 2022 02 02 160503
Tomado de PDF Profesor tutor Ángel J. Pozo García

Referencias

  • Cuetos Vega, González Álvarez, Vega, and Vega, Manuel De. Psicología Del Lenguaje. 2ª Edición. ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana, 2020.
  • PDF Profesor tutor Ángel J. Pozo García

Deja un comentario

uno − uno =

Ir al contenido