D E M O C R A T O P I A

Deseo ofrecer una disculpa y clarificación con respecto al contenido disponible en este espacio. Es importante destacar que la naturaleza del material publicado en esta página no es original, sino que consiste en gran medida en resúmenes derivados de diversos manuales de estudio mejor o peor referenciados. Estos resúmenes varían en su grado de textualidad y en la calidad de las referencias académicas utilizadas, abarcando desde citas directas hasta interpretaciones más libres de los textos originales.

Además, es relevante mencionar que en algunos casos, estos resúmenes y contenidos son elaborados con el apoyo de herramientas de Inteligencia Artificial. Por tanto, me gustaría reiterar nuestras disculpas por cualquier confusión o malentendido que haya podido surgir debido a la falta de claridad respecto a la naturaleza y el origen del contenido en kibbutzpsicologia.com.

LÓGICA Y RAZONAMIENTO

Los estudios psicológicos sobre el razonamiento han seguido la distinción habitual de las dos ramas de la lógica estandarizada sobre razonamiento deductivo e inductivo:

  • Deductivo: parte de unas premisas para alcanzar una conclusión que se siga necesariamente de las mismas. Es un procesamiento “hacia abajo” (de lo general a lo particular).
  • Inductivo: se alcanza una conclusión que se encuentra más o menos apoyada por las premisas. Es un procesamiento “haca arriba” (de lo particular a lo general).

La metáfora direccional en la que el razonamiento asciende o desciende por una “escalera teórica” ha sido empleada por Platón, Aristóteles, y en múltiples tratados de lógica (Tiles, 1987).

Sin embargo, Skyrms (1986) señala que es un error diferenciar entre deducción e inducción como argumentos que proceden de lo general a lo específico (deducción) y de lo específico a lo general (inducción). La diferenciación entre argumentos deductivos e inductivos no se debe determinar por la generalidad o particularidad de sus premisas o conclusiones, sino por las definiciones de validez deductiva y de fuerza inductiva.

Para distinguir ambos razonamientos es necesario recurrir a los conceptos de validez y de probabilidad:

  • Argumento Deductivo: es válido sólo si es imposible que su conclusión sea falsa mientras que sus premisas son verdaderas (concepto de validez).
  • Argumento Inductivo: es fuerte sólo si es improbable que su conclusión sea falsa cuando sus premisas son verdaderas (concepto de probabilidad).

Inferencias (deductivas e inductivas): son la transición entre uno o más enunciados, en la que las premisas aportan la información para poder alcanzar una conclusión.

  • Conclusiones deductivas son tautológicas: sólo comprenden la información que viene expresada en las premisas. En el razonamiento deductivo, la verdad de las premisas garantiza la verdad de las conclusiones.
  • Conclusiones inductivas son probabilísticas: van más allá de dicha información. En este razonamiento las conclusiones son más o menos probables dependiendo del grado en que se encuentren apoyadas por las premisas.

REFERENCIAS

  • Resumen M. Goretti González
  • González Labra, M., Sánchez Balmaseda, P., & Orenes Casanova, I. (2019). Psicología del pensamiento. Madrid: Sanz y Torres.
  • YouTube

Deja un comentario

cuatro + dieciocho =

Ir al contenido